image_pdfimage_print

En opinión de los nefrólogos que se reunieron en el Hospital Universitario Fundación Jiménez Díaz (HUFJD) para presentar en rueda de prensa el 54 Congreso Europeo de Nefrología. Organizado por las asociaciones médicas europeas del Riñón, la Diálisis y el Trasplante Renal: ERA y EDTA, el encuentro congregó a cerca de 8000 profesionales, nefrólogos y miembros de otras especialidades médicas y sanitarias.

enfermedad renal crónica1En representación de la European Renal Association/European Dialysis and Transplant Association/ERA-EDTA, acudió su presidente, el nefrólogo polaco Andrzej Wiecek actualmente responsable del departamento de Nefrología, Endocrinología y Enfermedades Metabólicas de la Universidad de Medicina de Silesia (Alemania). El doctor Andrzej Wiecek destacó el programa científico de la gran cita de la Nefrología europea, a la que describió como el segundo evento en importancia del mundo sobre la materia, y superior en algunos aspectos a su equivalente de Estados Unidos.

El congreso fue presidido por el doctor Jorge B. Cannata-Andía, nefrólogo del Hospital Universitario Central de Asturias (HUCA) de Oviedo. Según explicó, la enfermedad renal crónica ha aumentado en España un 20 % los últimos diez años. Un fenómeno motivado por el envejecimiento natural de la población, asociado a factores de riesgo como la enfermedad cardiovascular, la diabetes, la hipertensión arterial y la obesidad. Según precisó el experto, en 2006 había 1001 pacientes de esta dolencia por cada millón de habitantes, los cuales se convirtieron en 1211 pacientes en 2015, es decir, 200 personas afectadas más por cada millón. En cifras redondas, calculó Cannata-Andía, que en España hay actualmente 4,5 millones de personas con ERC, ignorantes de esa realidad muchas de ellas, y 56 000 en tratamiento renal sustitutorio. Con estos datos, el nefrólogo precisó que en el país la prevalencia de esta enfermedad es del 13 %, tal como se recoge en el Atlas Mundial del Riñón (The Global Kidney Health Atlas) fechado el pasado mes de abril.

En el aspecto farmacoeconómico, cada año 6400 nuevos pacientes precisan Tratamiento Real Sustitutorio por el agravamiento de su insuficiencia renal crónica. Dicho tratamiento consume el 4 % del presupuesto de la atención sanitaria especializada, multiplicando por 6 el que se dedica al VIH y 24 veces el de la EPOC o el asma.

Por las razones anteriormente aludidas, el presidente del congreso puso el acento en la ERC y no tanto en la insuficiencia renal crónica, ya que la primera tiene una mortalidad del 8 % y evoluciona de manera silenciosa hasta que se manifiesta de manera muy tardía. En ese sentido el ponente destacó que dicha ERC no solo es grave porque consume ya el 3 % del gasto sanitario anual del país, sino porque podría ser evitable, o al menos mitigable y susceptible de ser retrasada, en muchos de sus casos.

Durante la visita al laboratorio de investigación en nefrología del HUFJD), su director, el profesor Alberto Ortiz, explicó que la ERC ofrece un modelo de envejecimiento acelerado del sistema cardiovascular capaz de explicar el deterioro de los pacientes y, en un considerable número de casos, su desenlace prematuro. Como medida necesaria ante la epidemia silenciosa que plantea esta enfermedad, el experto propuso la analítica de microalbuminuria en orina, ya que los pacientes afectados pierden por esta vía excretora la proteína albúmina. En ese punto, el nefrólogo advirtió que el hecho de que los riñones filtren aparentemente bien las toxinas, no excluye la posibilidad de que exista ERC. De forma que debe buscarse esta y no solo vigilar las insuficiencias renales.

El doctor Ortiz recordó, por otro lado, que el riñón no solo depura la sangre, sino que también secreta tres hormonas importantes; la Vitamina D activa, la Eritropoyetina (EPO), y de manera muy destacable la proteína Klotho, que se convierte en hormona cuando pasa a la sangre. Sobre esta última, precisamente, el nefrólogo explicó que evidencia presencia de ERC en sangre cuando está en umbrales inferiores a los normales. Se trata de una vía posible a un cribado futuro que, según el especialista ya es posible en investigación, pero aún está lejos de alguna formulación comercial.

También estuvo presidente en la rueda de prensa el doctor José A. Herrero Calvo, presidente de la Sociedad Madrileña de Nefrología (SOMANE) y especialista del Hospital Clínico de Madrid. El mismo destacó la importancia de movilizar a los médicos de Atención Primaria, respecto a los peligros que representa la ERC para sus pacientes, y no tanto la manida insuficiencia renal. De acuerdo con esta tesis, la jefa del servicio de Nefrología del Hospital de Torrecárdenas de Almería, doctora María Dolores del Pino, pidió a las administraciones sanitarias que cumplan los compromisos adquiridos para mejorar la salud renal del país, tal como fue refrendada en la reunión del Consejo Interterritorial del Sistema Nacional de Salud, de marzo de 2015. A través de estrategias firmemente asentadas en la prevención de la ERC.

Tras la rueda de prensa, se habilitó una visita informativa a la Unidad de Diálisis del HUFJD y el Laboratorio de Nefrología dirigido por el doctor Ortiz. La citada unidad, regentada por el doctor Emilio González Parra, atiende un área sanitaria de 500 000 personas, de las cuales 200 asisten 3 veces a la semana como media para recibir su tratamiento de diálisis. Las sesiones duran 4 horas y equivalen de forma concentrada a la circulación sanguínea que realiza el cuerpo humano en 48 horas. Por su parte, el laboratorio realiza investigación básica y traslacional. Actualmente, sus investigaciones más prometedoras se centran en el comportamiento que tienen ciertas proteínas relacionadas con el riñón. Entre ellas, se está estudiando en detalle la proteína Klotho, convertida en hormona cuando para al torrente sanguíneo. junio 14/2017 (immedicohospitalario.es)

Compartir
  •  
  •  
  •  
  •  

Comentarios

comentarios