Bajo peso al nacer, complicaciones con repercusiones

image_pdfimage_print

Hace más de cincuenta años, la
Organización Mundial de la Salud
(OMS), acuñó el término de recién nacido de bajo peso para identificar a todo aquel neonato con peso menor a 2500 gramos.

Actualmente, la OMS señala:

El bajo peso al nacer, es, en todo el mundo y en todos los grupos de población, el factor individual más importante que determina las probabilidades del recién nacido de sobrevivir y tener un crecimiento y desarrollo sanos.

El bajo peso al nacer es una complicación con importantes repercusiones para el futuro de nuestra sociedad, que impacta sobre la mortalidad neonatal e infantil.

Existen múltiples factores asociados:

Se han identificado las características antropométricas, nutricionales y socioculturales de la madre.

Los antecedentes obstétricos y condiciones que afectan la madurez placentaria, así como las alteraciones propiamente fetales.

Las repercusiones de los niños con bajo peso al nacer :

No se confían sólo al bajo peso inmediato, o al mediano plazo, ya que el retardo en el crecimiento y el desarrollo pueden llegar hasta la edad adulta o incluso manifestarse hasta su descendencia.

Son un grupo heterogéneo que comprende tanto a los pacientes con bajo peso para la edad gestacional, aquellos con retardo en el crecimiento uterino, a los prematuros, como a los productos de los embarazos múltiples.

Cada uno de ellos, tiene diferente evolución, morbilidad, mortalidad y complicaciones.

Dicho escenario naturalmente ensombrece y dificulta el pronóstico para evaluar futuras secuelas, las más temidas, las de tipo neurológicas.

En la Brigada Médica Cubana en el Congo :

Una de las más difíciles trincheras en el trabajo, sin dudas, es la atención a los pacientes neonatos y pediátricos.

En muchas ocasiones llegan en muy mal de estado, propia de las complicaciones por no establecer un seguimiento adecuado en el embarazo.

Uno de los principales retos que asume la Licenciada Migdalia Rodríguez Guzmeli la cual lleva en sus hombros el servicio de Neonatología.

Aportando muchísimas vidas salvadas en el Hospital Mamam MOUEMBARA de la ciudad de Oyó, un pequeño pero inmenso hospital con recursos limitados pero que se engrandece con la luz de los profesionales cubanos.

A ella y ese colectivo debemos muchas sonrisas agradecidas, todo nuestro reconocimiento a su labor heroica.

Artículos relacionados:

Velamos por el bienestar de los recién nacidos

Compartir
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
Top