Alerta de hepatitis aguda de origen desconocido en niños

Un tema de interés, la Organización Mundial de la Salud (OMS) alerta de casi 170 casos de hepatitis aguda grave de origen desconocido en niños en 12 países, que ya ha dejado una víctima mortal.

Hasta el 21 de abril, al menos 169 menores, con edades de entre un mes y 16 años, han resultado infectados.

Aproximadamente, el 10 % de ellos (17 infantes) ha requerido un trasplante de hígado y uno ha muerto. Y la nota informativa no especifica la nacionalidad de este último.

Alerta de hepatitis aguda de origen desconocido en niños. Tema de Interés para los trabajadores de la Salud.

Son 12 los países que han registrado casos de hepatitis aguda grave de origen desconocido en niños, desde que Reino Unido dio aviso de un brote el pasado 15 de abril.

Así hubo incidentes en Reino Unido (114), España (13), Israel (12), EE.UU. (9), Dinamarca (6), Irlanda (menos de 5), Países Bajos (4), Italia (4), Noruega (2), Francia (2), Rumanía (1) y Bélgica (1).

Investigaciones e hipótesis

Autoridades sanitarias están realizando investigaciones, para “determinar el agente causal” responsable del brote.

Se mantiene la hipótesis de que tenga un origen infeccioso, provocado por un serotipo de adenovirus, asociado a dolencias gastrointestinales.

Muchos de los pacientes han desarrollado dolor abdominal, diarrea y vómitos antes de los síntomas hepáticos propios de una hepatitis aguda grave.

Si bien muchos de los niños enfermos estaban infectados con un adenovirus cuando desarrollaron hepatitis (74 casos), en 20 de ellos se identificó SARS-CoV-2 —virus que causa covid-19—; y otros 19 estaban coinfectados con ambos.

La gran mayoría de los afectados no fueron inmunizados contra el coronavirus, y se descartó cualquier posibilidad de que las vacunas puedan haber estado involucradas.

En 18 de los menores con adenovirus se identificó el serotipo 41, caracterizado por gastroenteritis (inflamación del estómago o los intestinos), con diarrea, vómitos y fiebre, a menudo con síntomas respiratorios.

Se ha relacionado con hepatitis en niños, pero principalmente inmunocomprometidos.

Por tal motivo, los científicos están estudiando el virus, para ver si ha sufrido cambios que puedan explicar la afección en pequeños sanos.

Los expertos manejan otra teoría alrededor de estas hepatitis infantiles que surge del hecho que están ocurriendo tras dos años de pandemia.

Una posible “mayor susceptibilidad entre los niños pequeños”, debido al distanciamiento social, al uso de mascarillas y que hayan podido tener menos resfriados y otras infecciones en este período, pudo haberlos dejado susceptibles a dolencias más graves como esta.

La OMS está realizando una investigación más exhaustiva en todos los países afectados, que incluye análisis detallados de historias clínicas, pruebas de toxicología ambiental y alimentaria, además de pruebas virológicas y microbiológicas adicionales. También se han iniciado labores de vigilancia mejoradas.

Fuente: RT