image_pdfimage_print
Tomado de: Periódico Cubadebate ||

EL PROGRAMA MÁS MÉDICOS Y LA SALIDA DE LOS PROFESIONALES CUBANOS DEL PAÍS

El Consejo Nacional de Secretarias Municipales de Salud (Conasems) y el Frente Nacional de Alcaldes (FNP) lamentan la interrupción de la cooperación técnica entre la Organización Panamericana de la Salud (OPS) y el gobierno de Cuba, que posibilitaba el trabajo de cerca de 8.500 médicos en el Programa Más Médicos. Con la decisión del Ministerio de Salud de Cuba, anunciada este miércoles, de rescindir la asociación, más de 29 millones de brasileños serán desatendidos.

Mais Médicos para o Brasil

Los cubanos representan actualmente más de la mitad de los médicos del programa. Por lo tanto, la rescisión repentina de estos contratos apunta a un escenario desastroso en al menos 3.243 municipios. De los 5.570 municipios del país, 3.228 (79,5%) sólo tienen médico por el programa y el 90% de las consultas de la población indígena son hechos por profesionales de Cuba.

Además, el Más Médicos es ampliamente aprobado por los usuarios, el 85% afirma que la asistencia sanitaria mejoró con el programa. En los municipios, también es posible verificar una mayor permanencia de estos profesionales en los equipos de salud de la familia y su integración a la localidad donde están insertados.

Es necesario destacar que el programa es una conquista de los municipios brasileños, en respuesta a la campaña “Dónde está el Médico”, liderada por el Frente Nacional de Alcaldes en 2013. En aquella ocasión, alcaldesas y alcaldes evidenciaron la dificultad de contratar y ubicar profesionales en el interior del país y en la periferia de las grandes ciudades.

Con la misión de trabajar en la atención primaria y en la prevención de enfermedades, la interrupción abrupta de la cooperación con el gobierno de Cuba impactará negativamente en el sistema de salud, aumentando las demandas por consultas en las redes de media y alta complejidad, además de agravar las desigualdades regionales.

Para el denominado g100 (grupo de ciudades más pobladas con alta vulnerabilidad socioeconómica) la situación es aún más devastadora. Con el objetivo de reducir la carencia por servicios de atención básica en esas ciudades, el g100 es utilizado como base para priorizar la recepción de esos profesionales.

Por eso, el Conasems y la FNP alertan al Gobierno recién electo para los inminentes e irreparables perjuicios a la salud de la población, incluso para el sector que no es atendido por el programa Más Médicos.

Por lo tanto, ambas entidades piden la revisión del posicionamiento del nuevo Gobierno, que ha señalado cambios drásticos en las reglas del programa, lo que fue determinante para la decisión del gobierno de Cuba. En carácter emergente, sugieren el mantenimiento de las condiciones actuales de contratación, renovadas en 2016 por el gobierno de Michel Temer, y confirmadas por el Supremo Tribunal Federal en 2017.

La cancelación abrupta de los contratos en vigor supondrá una afectación cruel para toda la población, especialmente para los más pobres. No podemos renunciar al principio constitucional de la universalización del derecho a la salud, ni estar de acuerdo con ese retroceso.

user-profile

Autor: Consejo Nacional de Secretarias Municipales de Salud (Conasems)
Frente Nacional de Alcaldes (FNP)

 

  •  
  •  
  •  
  •  
  •  

Comentarios

comentarios