Solidaridad con nuestros hermanos !!!

Fuente: Brigada Médica Cubana en Qatar

Imposible no hacerse eco de esta campaña en la redes sociales. Hoy dieron a conocer que los médicos cubanos secuestrados en #Kenya están vivos y así los queremos de vuelta a la Patria. Todo ser humano que se respete debe desearlo así:#FreeCubanDoctors




La historia nos enseña que cuando hay una estrategia correcta, cuando existe unidad de objetivos y sentido de nación todos los obstáculos pueden ser derribados › Discursos de Díaz-Canel › Granma – Órgano oficial del PCC

Tomado de Cubadebate ||

Discurso pronunciado por Miguel M. Díaz-Canel Bermúdez, Presidente de los Consejos de Estado y de Ministros, en la clausura de la Tercera Sesión Extraordinaria de la IX Legislatura de la Asamblea Nacional del Poder Popular, en el Palacio de Convenciones, el 13 de abril de 2019, «Año 61 de la Revolución»

Querido General de Ejército Raúl Castro Ruz, Primer Secretario del Comité Central del Partido Comunista de Cuba;

Compañero Machado;

Comandantes de la Revolución;

Presidente Lazo;

Queridos diputadas y diputados:

Es imposible hacer uso de la palabra en esta sesión extraordinaria de la Asamblea Nacional del Poder Popular en la cual hemos centrado el debate en temas económicos, sin hacer referencia obligada y sentida a la significación histórica del hecho que vivimos hace apenas tres días en la sesión solemne de nuestro Parlamento.

José Martí, aunque no lo vivió, describió los acontecimientos del 10 de abril de 1869 con palabras que 150 años después impresionan todavía. Por él conocemos mejor la historia de ese pequeño pueblo donde aquel día anidó la semilla de la nación y que inscribió su nombre en la memoria del país, al transitar, en apenas un mes, de la cumbre a las cenizas.

Habían pasado 23 años, cuando se publicó en Patria lo siguiente (y cito solo fragmentos): «Guáimaro libre nunca estuvo más hermosa que en los días en que iba a entrar en la gloria y el sacrificio (…). Las familias de los héroes, anhelosas de verlos, venían adonde su heroísmo, por ponerse en la ley, iba a ser mayor (…). Como novias venían las esposas; y las criaturas, como cuando les hablan de lo sobrenatural (…). Era que el Oriente y las Villas y el Centro, de las almas locales perniciosas componían espontánea el alma nacional, y entraba la revolución en la república».

Es imposible encontrar palabras más perfectas que las de Martí para describir aquella composición del alma nacional cuando «entraba la revolución en la república».

Evaluando los hechos y el papel de los hombres en ellos, sentenció el Apóstol en 1892: «Ni Cuba ni la historia olvidarán jamás que el que llegó a ser primero en la guerra comenzó siendo el primero en exigir el respeto de la ley».

Foto: Juvenal Balán

Ni Cuba ni la historia, podemos repetir nosotros hoy, olvidarán el acto del pasado miércoles 10 y sus enlaces con aquel acontecimiento que nos definió como nación, un 10 de abril, siglo y medio atrás.

Nuestro General de Ejército, quien fue de los primeros en la guerra, ha sido también el primero en proponer, conducir y exigir la actualización imprescindible de la ley, por respeto a ella.

No tendrán los cronistas de este tiempo el desafío, superado brillantemente por Martí, de narrar las duras contradicciones entre los héroes fundadores. Precisamente, gracias a 151 años de batalla por la emancipación es que ese día no discutimos, sino proclamamos.

No nos tocó tampoco, como sí a los héroes fundadores, construir gobierno antes de conquistar la libertad. Primero la libertad fue rescatada y sostenida, por más de una generación de revolucionarios, en arduos años de creación y resistencia.

Así, la Constitución que recién proclamamos tiene una gran historia. Su raíz está en aquella primera que nació peleando del seno de la República en Armas y luego se afirmó en otras tres constituciones durante la guerra para volver a nacer en 1901, en las peores circunstancias, de una asamblea maniatada por la intervención yanqui.

En 1940 otra Constitución, conquista de varias generaciones de cubanos, fue festejada sin llegar a cumplirse. Y fue violada y sepultada por un déspota, pero al morir encendió la chispa de una Revolución destinada a cumplir sus mandatos de justicia fundamentales.

Muchos años después, en 1976, el pueblo plasmaría sus anhelos más radicales en otra Constitución, la primera socialista, que tras algunas reformas nos trajo hasta la Carta Magna que se ha proclamado este 10 de abril, justamente en honor a esta historia.

Siempre digo que la Constitución recién proclamada es robusta, porque se nutrió de esa historia de intensa búsqueda de la guía nacional que hemos descrito brevemente y también de los más recientes y largos meses de análisis, debates y ajustes que involucraron en su construcción a la mayoría del pueblo, el mismo que luego la respaldó en Referendo de modo irrefutable.

Un paralelo entre aquel histórico 10 de Abril y el de hace tres días apunta a otros enlaces vitales: no necesitamos en nuestro acto decidir sobre las banderas, porque ya en 1869 se escogió la del triángulo rojo, la que «orgullosa lució en la pelea,/ sin pueril y romántico alarde;/ ¡al cubano que en ella no crea/ se le debe azotar por cobarde!», como aprendimos con los versos insuperables de Bonifacio Byrne.

Tampoco se dirá que una mujer reclamó ahora el lugar que su género merece. De Ana Betancourt a Vilma Espín es infinito el aporte femenino a la Revolución. Y se ha hecho por fin justicia. Las mujeres son mayoría en este Parlamento, como en todo lo importante en nuestra sociedad.

Pero hay otras circunstancias que igualan los momentos de entonces y de ahora. Cuba entera, como Guáimaro hace 150 años, tiene a un enemigo tenaz y codicioso acechando cerca.

Y así como el ejército español se lanzó con odio sobre Guáimaro un mes después de aquel día hermoso de la primera Constitución nacional, el imperio vecino amenaza, otra vez, con lanzarse sobre Cuba. Y de hecho se lanza todos los días con medidas insensatas que escalan en agresividad y en saña.

La respuesta de Guáimaro al asalto español, como antes la de Bayamo, fue el incendio de todo lo que no podía ser defendido. Y eso también lo describió Martí como si lo hubiera visto: «Ni las madres lloraron, ni los hombres vacilaron, ni el flojo corazón se puso a ver cómo caían aquellos cedros y caobas. Con sus manos prendieron la corona de hogueras a la santa ciudad, y cuando cerró la noche, se reflejaba en el cielo el sacrificio (…). Al bosque se fue el pueblo (…). Y en la tierra escondió una mano buena el acta de la Constitución. ¡Es necesario ir a buscarla!».

Así termina Martí esa bella pieza periodística titulada «El 10 de abril».

Nos apasiona la historia, es cierto. Pero si volvemos una y otra vez a ella, no es solo por el placer que da la gloria nacional. Volvemos porque ahí están las más formidables reservas de la moral cubana, asediada siempre, y siempre dispuesta a convertir en cenizas cuanto bien material posee, antes que extender sus brazos para que el adversario los encadene.

Lo que Martí pidió ir a buscar en 1892 es esa entrada de la revolución en la república, que siempre tendrá tareas pendientes. En nuestro caso, se trata de la permanente batalla por sostener la soberanía y alcanzar toda la justicia con la mayor suma de prosperidad posible.

La actual administración estadounidense, que desprecia el multilateralismo y ha decidido regresar al mundo a sus peores tiempos, utilizando las más impúdicas amenazas, con injerencia insolente y constantes ultimátums, que incluyen la posibilidad de invasiones, ha declarado públicamente, más de una vez, su propósito de destruir cualquier alternativa de desarrollo diferente al capitalismo salvaje que intente desarrollarse en la región.

Venezuela, Nicaragua y Cuba son las naciones cuyos procesos políticos no aceptan los monroístas de la administración Trump. Ellos, impedidos de cumplir con sus promesas electorales de recuperación de la industria y la grandeza nacional estadounidense, se hunden en un pantano de mentiras ridículas al asegurar que tres naciones latinoamericanas, que luchan por superar el subdesarrollo heredado, amenazan al poderoso imperio.

Contra Venezuela se han empleado a fondo, repitiendo el guion de sus criminales agresiones a Cuba desde los primeros años de la Revolución, incluyendo el terrorismo de Estado y el chantaje a otras naciones, para quebrar la unidad regional.

La novedad está en las tácticas de guerra no convencional, que van de lo simbólico a lo real: desde las llamadas fake news –mentiras envueltas en falsos trajes noticiosos– hasta sabotajes a las redes informáticas que sostienen la vitalidad del país. El imperio literalmente corta la luz y el agua a los venezolanos, al mismo tiempo que sus voceros y el títere de turno se rasgan las vestiduras ante el mundo porque el Gobierno bolivariano rechaza la falsa ayuda humanitaria.

Hipócritas, criminales, ladrones del tesoro nacional venezolano: no hay otra forma de calificar a los que tratan de rendir por hambre y carencias al mismo bravo pueblo al que le roban sus recursos financieros, mientras se afilan los dientes para devorar las riquezas con que la naturaleza dotó en abundancia a esa hermana nación, colocada por Bolívar y Chávez en un lugar de honor en el mapa de América por su contribución a la independencia del continente.

Foto: Juvenal Balán

No podemos subestimar la escalada de estas agresiones. Más allá de las amenazas, típicas de los mercaderes de la política, con el ascenso a cargos decisorios de políticos falaces, mediocres y criminales, ha crecido la persecución financiera y el bloqueo comercial contra Cuba.

Ellos han hecho retroceder hasta el peor nivel las precarias relaciones con nuestro país fabricando falsos incidentes acústicos, canalizando fondos millonarios a la contrarrevolución y la subversión política, armando listas mendaces y espurias, intentando activar la odiosa Ley Helms-Burton, que pretende devolvernos al principio de esta historia, cuando éramos una nación esclava de otro imperio.

Este año se han esmerado en darnos plazos con la posible aplicación del título III de la ley de la esclavitud, como en realidad debería llamarse. Lo han hecho, año por año, desde 1996, con estilo de perdonavidas. Ahora lo aplazan por un mes o por unos días, con arrogantes amenazas, como quien sostiene sobre todas nuestras cabezas una espada capaz de cortarlas, si no nos rendimos.

¿Qué es la Helms-Burton toda, sino el bloqueo de 60 años convertido en ley?

¿Qué más pueden hacernos después de 60 años de persecución, agresiones y amenazas?

El pasado 10 de abril, el Primer Secretario del Partido Comunista de Cuba, General de Ejército Raúl Castro Ruz, aquí expresó:

«Hemos venido alertando sobre la conducta agresiva que el Gobierno estadounidense ha desatado contra la región de América Latina y el Caribe. Lo hace en nombre de la Doctrina Monroe, con un arrogante desprecio macartista hacia el socialismo, la libre determinación y los derechos soberanos de los pueblos de la región».

Como él nos ha alertado, a todas luces se busca estrechar el cerco contra la soberanía cubana, recrudeciendo el bloqueo y en especial la persecución financiera. Se obstaculizan los créditos y los financiamientos de terceras naciones por presiones de Estados Unidos; mientras internamente aún arrastramos los fardos de la ineficiencia administrativa, la mentalidad importadora, la falta de ahorro y los insuficientes ingresos por exportaciones, entre otros males de los que no podemos excluir las manifestaciones de corrupción y las ilegalidades, inaceptables hoy, como siempre, en la Revolución.

Situados frente a ese mapa de tremendos retos, corremos el riesgo de creer que no hay salidas. Pero la historia tiene algo que decirnos. Fidel, Raúl, Almeida, Camilo, Che, la generación de nuestros padres y abuelos, enfrentaron, con menos experiencia e incluso menos recursos, momentos más graves y oscuros. Y salieron victoriosos.

La historia nos enseña que cuando hay una estrategia correcta, cuando existe unidad de objetivos y sentido de nación todos los obstáculos pueden ser derribados.

Foto: Juvenal Balán

Los difíciles escenarios que he descrito sobre el momento actual nos plantean dos prioridades absolutas: la preparación para la defensa y la batalla económica al mismo tiempo.

La estrategia es trabajar sin descanso con alternativas, ya diseñadas, sin abandonar ni uno solo de los objetivos planteados en función de un mayor bienestar para nuestro pueblo.

A quienes desoyeron con soberbia y desprecio el llamado para que el mundo se abriera a Cuba, responderemos demostrando que sí escuchamos su apelación y nos abriremos cada vez más a quienes actúan soberanamente en el interés de promover y desarrollar políticas comunes a favor de la supervivencia de la especie humana, como lo defendió Fidel en la Cumbre de la Tierra en 1992.

Esa filosofía nos mueve cuando orientamos la reflexión y el debate sobre temas económicos.

Hoy hemos evaluado la marcha de la implementación de los Lineamientos. Y es muy importante la información que se ha dado, porque nos esclarece a todos en cuanto a la intensidad y la complejidad del trabajo hecho y especialmente de lo que queda por hacer.

No es poco, realmente, lo que se ha implementado en la última década: 206 políticas, a razón de 20 por año. Solo en 2018 fueron aprobadas 47 y subieron los ritmos de implementación, gracias a una mayor experiencia, organización y participación de los Organismos de la Administración Central del Estado.

Un seguimiento permanente del Partido y el Gobierno a la implementación, a través de la marcha de los programas fundamentales, nos ha permitido distinguir los resultados y experiencias negativas. Y su análisis diferenciado, no solo nos ha facilitado corregirlos, sino que ha evitado la repetición de errores, tal como nos lo ha indicado el Primer Secretario del Partido.

Se precisa más detalle en la preparación, organización y capacitación de cada proceso, experimento o procedimiento y también de las personas involucradas en ellos.

Defendemos igualmente que haya juristas incorporados, desde la concepción misma de las políticas, en el diseño de las normas legales, de manera que estas sean coherentes con los objetivos fundamentales y que inmunicen a nuestro aparato estatal frente a las distorsiones que puedan generar el voluntarismo y la improvisación.

Por último, aunque no menos importante, estamos obligados a dinamizar al máximo los procesos, definiendo bien la ruta en los cronogramas de implementación. Hasta ahora no lo hemos logrado.

Con igual énfasis hemos examinado la formulación y los avances del Plan Nacional de Desarrollo Económico Social hasta el 2030.

El análisis objetivo de las condiciones actuales del país y el entorno internacional, nos ha llevado a proponer una planificación de la economía en tres etapas: de 2019 a 2021, de 2022 a 2026 y de 2027 a 2030.

Pero la actual coyuntura nos exige con realismo, conscientes de que enfrentamos dificultades adicionales que pueden agravarse, centrarnos en la primera (de ellas). Para ello se han identificado los seis sectores estratégicos que generan un mayor impacto en la economía, en los cuales se centrarán los esfuerzos y recursos, sin desatender el resto.

Esos sectores son: el turismo, la industria biotecnológica y farmacéutica, el electroenergético relacionado con las fuentes renovables de energía, la producción de alimentos, la exportación de servicios profesionales y la construcción.

Para decirlo en buen cubano: la crudeza del momento nos exige establecer prioridades bien claras y definidas, para no regresar a los difíciles momentos del periodo especial.

Hoy tenemos como fortalezas una economía más diversificada e insertada internacionalmente, desarrollo turístico y de la industria biotecnológica y farmacéutica, mayores potencialidades para las exportaciones, superiores capacidades constructivas, redes hidráulicas, transporte y comunicaciones y reservas en el ahorro y la sustitución de importaciones, que es preciso aprovechar más.

Nos proponemos desarrollar una gestión de Gobierno con una administración pública y empresarial más eficiente, con menos trabas y burocracia, con mayor transparencia y participación; con un vínculo directo y permanente con las bases sociales; con una más eficaz comunicación social, mayor informatización, más investigaciones científicas afincadas en las demandas y necesidades, y un rol más activo y de mayor impacto de las universidades en la economía y la producción.

Con el fortalecimiento de la empresa estatal socialista, que es nuestra mayor fuerza productiva; con el oído atento a quienes tienen conocimientos y experiencias que aportar; con visitas constantes a los territorios y comunidades; con un profundo y ágil ejercicio legislativo; con mayor autonomía para los municipios y un seguimiento sistemático a quienes aseguran los programas de desarrollo.

Sin temor al cambio; quitando todos los días un pedacito a los problemas; aprovechando al máximo las fortalezas de la dirección colectiva y defendiendo con disciplina y compromiso las orientaciones de nuestro Partido.

Librando una batalla ética permanente contra la corrupción y las ilegalidades; ordenando y fortaleciendo las formas de gestión no estatales; reanimando nuestras comunidades, e instalando la belleza y la cultura del detalle como prácticas de vida.

Rindiendo cuentas al pueblo y estimulando su participación indispensable en la solución de cada problema. Sistematizando las mejores prácticas. Venciendo la inercia de los cansados. Contagiando de entusiasmo y optimismo a los comprometidos. Entendiendo que la belleza del peor momento está en el tamaño de los desafíos.

Es infinita la lista de tareas, pero quiero detenerme en las que exigen acción más inmediata y convoco a todos a acompañarnos al asumirlas:

En primer lugar, la actualización del Plan de la Economía para las situaciones más complejas.

Nos proponemos poner en marcha de inmediato medidas económicas pendientes que tienen que ver con demandas y necesidades; con la reorganización del comercio interior; con el funcionamiento del sistema empresarial, las cooperativas agropecuarias y no agropecuarias y el trabajo por cuenta propia.

La agricultura, las producciones exportables, el turismo, la sustitución de importaciones, la inversión extranjera y el encadenamiento productivo con toda la producción nacional posible, estarán en el centro de nuestras acciones como Gobierno.

Ahora más que nunca es imprescindible ahorrar y controlar bien los recursos, fundamentalmente los energéticos, para que su uso aporte mayores rendimientos; gestionar adecuadamente los créditos y diferentes formas de financiamientos, con más hincapié en las inversiones.

En estas circunstancias es imprescindible atender y aprovechar todo el potencial presente en los recursos humanos y la fuerza de trabajo calificada con que contamos.

Seguiremos avanzando en el proceso de informatización de la sociedad y trabajando intensamente para mejorar los abastecimientos alimenticios, la vivienda y el transporte, la calidad de los servicios, aun en medio de las asfixiantes persecuciones financieras que hacen particularmente difícil, y a veces imposible, la importación de bienes y recursos de primera necesidad.

Compañeras y compañeros:

A esta Legislatura le esperan meses y acaso años intensos, pero debemos trabajar con la mayor celeridad posible para que la Constitución se vaya expresando en leyes más a tono con nuestro tiempo y necesidades. Y no tenemos derecho a demorar los cambios más tiempo que el absolutamente imprescindible.

Asumimos el mandato de cambiar todo lo que deba ser cambiado y corregir todo lo que entorpezca y retrase el camino a la prosperidad posible en el menor tiempo y con la mayor calidad.

Lo que sí no cambiará será nuestra actitud frente a los que sostienen la espada contra nosotros.

La respuesta es: No, señores imperialistas, los cubanos no nos rendimos, ni aceptamos leyes sobre nuestros destinos que estén fuera de la Constitución. En Cuba mandamos los cubanos y, por supuesto, las cubanas.

El título III no es peor que el I ni el II, que están en la cartera de acciones contra todo el pueblo de Cuba, sencillamente para robarnos las tierras, arrebatarnos las casas, apoderarse de los escasos recursos naturales y seducir y comprar a nuestra gente. Todo para castigarnos por ser el mal ejemplo que tantos pueblos oprimidos han querido seguir.

Nadie va a arrebatarnos, ni por la seducción ni por la fuerza, «la Patria que los padres nos ganaron de pie», como lo dijo en versos viriles Rubén Martínez Villena.

Cuba sigue confiando en sus fuerzas, en su dignidad y también en la fuerza y la dignidad de otras naciones soberanas e independientes. Pero sigue creyendo también en el pueblo norteamericano, en la Patria de Lincoln, que se avergüenza de quienes actúan al margen de la ley universal en nombre de toda la nación norteamericana.

Y miren si la historia reserva respuestas, que un día como el 11 de abril de 1959, hace exactamente 60 años, Fidel dijo –y con esto quiero terminar–:

«Nuestro pueblo será tanto más grande cuanto más grandes sean los obstáculos que tiene delante; más hablará de nuestro pueblo la historia cuanto más dificultades tenga que vencer; más justicia le hará el porvenir cuanto más se le calumnie hoy, y solo podrá decirse que aquí se organizó una sociedad donde todos los pueblos del mundo pudieron venir a aprender lo que era justicia, lo que era democracia, y que supo defenderla y supo sostenerla, y, aunque no sabemos lo que el destino nos depare, sí tenemos la seguridad suficiente para decir que nuestra Revolución triunfará porque sabremos defenderla, o que nuestro pueblo perecerá si es preciso perecer para defenderla».

Defendamos estas convicciones en las masivas manifestaciones populares, en toda Cuba, el próximo Primero de Mayo.

¡Nos veremos en las plazas de la Patria, porque somos Cuba y somos continuidad!

¡Patria o Muerte!

¡Seguiremos venciendo!

Origen: La historia nos enseña que cuando hay una estrategia correcta, cuando existe unidad de objetivos y sentido de nación todos los obstáculos pueden ser derribados › Discursos de Díaz-Canel › Granma – Órgano oficial del PCC




Declaración de la BMC en el estado de Qatar




Participan colaboradores del Hospital Cubano de Dukhan, estado de Qatar en Conferencia sobre indicadores de sepsis temprana.

Fuente: Brigada Médica Cubana en Qatar

Un grupo de colaboradores del Hospital Cubano de Dukhan, estado de Qatar han participado en Conferencia sobre sobre indicadores de sepsis temprana  que  auspiciada por la farmacéutica Beckman Coulter  tuvo lugar en el  Hotel Orix Rottana de Doha.




José Martí: “El 10 de abril” | Cubadebate

Tomado de Cubadebate ||

Más bella es la naturaleza cuando la luz del mundo crece con la de la libertad; y va como empañada y turbia, sin el sol elocuente de la tierra redimida, ni el júbilo del campo, ni la salud del aire, allí donde los hombres, al despertar cada mañana, ponen la frente al yugo, lo mismo que los bueyes. Guáimaro libre nunca estuvo más hermosa que en los días en que iba a entrar en la gloria y en el sacrificio. Era mañana y feria de almas Guáimaro, con sus casas de lujo, de calicanto todas, y de grandes portales, que en calles rectas y anchas caían de la plaza espaciosa a la pobreza pintoresca de los suburbios, y luego el bosque en todo el rededor, y detrás, como un coro, las colinas vigilantes. Las tiendas rebosaban. La calle era cabalgata. Las familias de los héroes, anhelosas de verlos, venían adonde su heroísmo, por ponerse en la ley, iba a ser mayor. Los caballos venían trenzados, y las carretas venían enramadas. Como novias venían las esposas; y las criaturas, como cuando les hablan de lo sobrenatural. De los estribos se saltaba a los brazos. Los españoles, alegres, hacían buena venta. Era que el Oriente y las Villas y el Centro, de las almas, locales perniciosas componían espontánea el alma nacional, y entraba la revolución en la república. El jefe del Gobierno provisional de Oriente acudía al abrazo de la asamblea de representantes del Centro. El pabellón nuevo de Yara cedía, por la antigüedad y la historia, al pabellón, saneado por la muerte, de López y Agüero. Venía Céspedes, a detenerlo a la puerta de la Cámara, en el caballo que le pidió al Camagüey permiso para ir por su territorio a beber las aguas del Almendares. El que había sabido deponer, se deponía. El sable que Céspedes regaló a Agramonte, en la visita en que el Oriente quiso seguir hasta palacio con su ley, y el Centro quiso poner a la guerra las formas de la república, esperaba impaciente antes que desenvainarse mal, la carta de libertades que ha de poner por sobre su cabeza, y ha de colgar del pecho de su caballo, todo militar de honor. En los modos y en el ejercicio de la carta se enredó, y cayó tal vez, el caballo libertador; y hubo yerro acaso en ponerles pesas a las alas, en cuanto a formas y regulaciones, pero nunca en escribir en ellas la palabra de luz. Ni Cuba ni la historia olvidarán jamás que el que llegó a ser el primero en la guerra, comenzó siendo el primero en exigir el respeto de la ley… Estaba Guáimaro más que nunca hermosa. Era el pueblo señorial como familia en fiesta. Venían el Oriente, y el Centro, y las Villas al abrazo de los fundadores.

¿A quién salen a ver, éstos, saltando el mostrador, las casas saliéndose a los portales, las madres levantando en brazos a los hijos, un tendero español sombrero en mano, un negro canoso echándose de rodillas? Un hombre erguido y grave, trae a buen paso, alta la rienda, el caballo poderoso; manda por el imperio natural, más que por la estatura; lleva al sol la cabeza de largos cabellos; los ojos, claros y firmes, ordenan, más que obedecen: es blanca la chamarreta, el sable de puño de oro, las polainas pulcras.

¡Y qué cortejo el que viene con Carlos Manuel de Céspedes! Francisco Vicente Aguilera, alto y tostado, y con la barba por el pecho, viene hablando, a paso de hacienda, con un anciano florido, muy blanco y canoso, con el abogado Ramón Céspedes. Van callados, del mucho amor el uno, y el otro de su seriedad natural, José María Izaguirre, que en los de Céspedes tiene sus ojos, y Eligio, el otro Izaguirre, rubio y barbado. Corte a caballo parece Francisco del Castillo, que trae a la guerra su fama y su fortuna, y en La Habana, cuando se enseñó, ganó silla de prohombre: y le conversa, con su habla de seda, José Joaquín Palma, muy mirado y celebrado, y muy arrogante en su retinto. El otro es Manuel Peña, todo brío y libertad, hecho al sol y al combate, brava alma en cuerpo nimio. Jesús Rodríguez es el otro, de más hechos que palabras, y hombre que se da, o se quita. Van y vienen, caracoleando, el ayudante Jorge Milanés, muy urbano y patricio; el gobernador Miguel Luis Aguilera, criado al campo leal, y prendado del jefe, y un mozo de ancha espalda, y mirada a la vez fogosa y tierna, que monta como quien nació para mandar, y es Fernando Figueredo. –En silencio pasan unas veces; y otras veces se oye un viva.

¿Por quién manda Céspedes que echen a vuelo las campanas, que Guáimaro se conmueva y alegre, que salga entero a recibir a una modesta comitiva? Entra Ignacio Agramonte, saliéndose del caballo, echando la mano por el aire, queriendo poner sobre las campanas la mano. El rubor le llena el rostro, y una angustia que tiene de cólera: «iQue se callen, que se callen las campanas!». El bigote apenas sombrea el labio belfoso: la nariz le afina el rostro puro: lleva en los ojos su augusto sacrificio. Antonio Zambrana monta airoso, como clarín que va de silla, seguro y enfrenado; el Marqués va caído, el ardiente Salvador Cisneros, que es fuego todo bajo su marquesado, y cabalga como si llevara los pedazos mal compuestos; Francisco Sánchez Betancourt le trae a la patria lo que le queda aún del cuerpo pobre, y todos le preguntan, rodean y respetan. Pasa Eduardo Agramonte, bello y bueno, llevándose las almas. –¡Allá van, entre el polvo, los yareyes, y las crines, y las chamarretas!

Los de las Villas llegaron más al paso, como quienes venían de marchas muy forzadas, y a bala viva ganaron el camino al enemigo. Les mandaba la escolta al polaco Roloff, noble jinete, que sabe acometer, y sabe salvar, alto de frente, inquieto y franco de ojos, reñido con las esperas, e hijo fanático y errante de la libertad. Doctores y maestros y poetas y hacendados vienen con él; ¡y esto fue lo singular y sublime de la guerra en Cuba: que los ricos, que en todas partes se le oponen, en Cuba la hicieron! Por el valer y por los años hacía como de cabeza Miguel Jerónimo Gutiérrez, que se trajo a pelear el juicio cauteloso, el simple corazón, la cabeza inclinada, la lánguida poesía, el lento hablar: y su hijo. Honorato Castillo venía a levantar la ley sin la que las guerras paran en abuso, o derrota, o deshonor, –y a volverse al combate, austero e impetuoso, bello por dentro, corto de figura, de alma clara y sobria. Manso, «como una dama», en la conversación, peinadas las barbas de oro, y todo él consejo y cortesía cabalgaba Eduardo Machado, ya comentando y midiendo; y con él Antonio Lorda, en quien el obstáculo de la obesidad hacía más admirable la bravura, y la constancia era igual a la llaneza; las patillas negras se las echaba por el hombro: clavaba sus ojos claros. Arcadio García venía con ellos, natural y amistoso; y patria todo, y buena voluntad; y Antonio Alcalá, popular y querido, y cabeza en su región; y Tranquilino Valdés, de voto que pesa, hombre de arraigo y calma. Iba la cabalgata, fatigada y gloriosa: se disputaban a los valientes villareños las casas amigas: ¿no venían bajo un toldo de balas?

Tienen los pueblos, como los hombres, horas de heroica virtud, que suelen ser cuando el alma pública, en la niñez de la esperanza, cree hallar en sus héroes, sublimados con el ejemplo unánime, la fuerza y el amor que han de sacarlos de agonía; o cuando la pureza continua de un alma esencial despierta, a la hora misteriosa del deber, las raíces del alma pública. Son entonces los corazones como la flor de la maravilla de nuestras sabanas, todos sensibles y de color rico; y hay guirnaldas de almas, lo mismo que de flores. Dejan caer la pasión los pechos más mezquinos, y la porfía es por vencer en la virtud. Manos heladas, del poco uso, se dan con vehemencia: los hombres no se murmuran los méritos, ni se los picotean: miran de frente los ojos resbaladizos. Guáimaro vivió así, de casa en casa, de junta en junta, de banquete en banquete. Hoy Céspedes convidó a su mesa larga, y entre rústica y rica, con ochenta cubiertos, y manteles y vinos: y en la mirada ceremoniosa, y siempre suya, se le veía la felicidad: ¡qué arranques conmovedores, de jóvenes y de viejos, y qué mezcla de pompa aprendida y de grandeza natural en los discursos! Luego el Centro invitó a Oriente y a las Villas. Y las Villas invitaron después. Y después Manuel Quesada, General del Centro entonces, la palabra entre melosa y altanera, el vestido ejemplar y de campaña, alta y calzada la estatura. No había casas con puertas, ni asambleas sin concordia, ni dudas del triunfo. La crónica no era de la que infama y empequeñece, sobre mundanidades y chismes; sino de las victorias más bellas de los héroes, que son las que alcanzan sobre sí propios. Las conversaciones de la noche eran gloriosos boletines.

Que Céspedes, convencido de la urgencia de arremeter, cedía a la traba de la Cámara. Que Agramonte y Zambrana, porque no se les tuviera la idea de la Cámara por aspiración personal, ponían, en el proyecto de constitución que la junta de representantes les encargó, lejos de su alcance por algunos años la edad de la presidencia. Que Céspedes cedía la bandera nueva que echó al mundo en Yara, para que imperase la bandera de Narciso López, con que se echó a morir con los Agüeros el Camagüey. Que el estandarte de Yara y de Bayamo se conservaría en el salón de sesiones de la Cámara, y sería considerado como parte del tesoro de la República. Que aunque suene, por parte de los unos a amenaza o reticencia, los otros consentirán en que la Cámara quede con el derecho de juzgar y de deponer a los funcionarios que puede nombrar. Que la Cámara pueda nombrar al Presidente de la República.

Y mientras concertaban los jóvenes ilustres, en el proyecto del código de la guerra, las entidades reales y activas del país y sus pasiones y razones criollas, con sus recuerdos más literarios que naturales, e históricos que útiles, de la Constitución extraña y diversa, de los Estados Unidos; mientras en junta amigable componían, en el trato de su romántica juventud con lo que la prudencia ajena pudiera añadir a la suya, un código donde puede haber una forma que sobre, pero donde no hay una libertad que falte, crecía en Guáimaro, con el afecto íntimo, la cordialidad que dio aquellos días inolvidable hermosura. Era ya la cabalgata tempranera, por fatigar el caballo o por lucirlo, a la fonda del chocolate del país, con las roscas de catibía servidas entre risas, y el buen queso fresco. Era el pasear de brazo, admirándose y señalándose; y contando unos, si regatear, el mérito de los otros. Era el visitar la casa hospitalaria de Francisco Sánchez Betancourt, donde tenían estrado Amelia y Luisa o la de Manuel Quesada, con Ana y Caridad; o la de Céspedes siempre afable y ameno. Era el enseñarse en el paseo del portal a Rafael Morales, de viril etiqueta, empinado y vivaz, verboso de pensamiento, y todo acero y fulgor, como tallado en una espada; a Julio Sanguily, amigo universal, llano y feliz, oyendo más que hablando, saliéndose del grupo en cuanto le trataban de sus proezas; a Manuel Sanguily, siempre de cara al enemigo y al debate, y con la palabra, como la cabellera, de oro; a Francisco la Rua, fino y sencillo, con aquella rectitud de su alma militar que ya anunciaba en él el flagelo de los que quieren alzarse sobre la república por la fama ganada en su servicio; a Luis Ayestarán, velada por la cultura su tristeza, y bueno y silencioso, como un enamorado; a Luis Victoriano Betancourt, que veía las entrañas de las cosas, y las del hombre, con sus espejuelos de oro; a Tomás Mendoza, austero y cabeceador con chistes que eran sentencias, y autoridad que le alzaba la estatura; a Cristóbal Mendoza, con el alma en los labios chispeantes y la cabeza llena de letras y de lenguas; Domingo Guiral, más notorio por el brío con que condenó a Napoleón Arango, que por la frase social y el esmero inmaculado del vestido; a Francisco Diago, jubiloso y menudo, valiente como cien, siempre al pie de una dama; a Ramón Pérez Trujillo, disputando, negando, flagelando, arguyendo; a Federico Betancourt, de burla amiga y suave, y con los brazos siempre abiertos. Al caer la noche, cuando el entusiasmo no cabe ya en las casas, en la plaza es la cita, y una mesa la tribuna: toda es amor y fuerza la palabra; se aspira a lo mayor, y se sienten bríos para asegurarlo; la elocuencia es arenga: y en el noble tumulto, una mujer de oratoria vibrante, Ana Betancourt, anuncia que el fuego de la libertad y el ansia del martirio no calientan con más viveza el alma del hombre que la de la mujer cubana. Del brazo andan las gentes, y el día entra en la noche. Así, hombro a hombro, se acercaba el día diez.

Era la casa de la Asamblea vasta y hermosa, a una esquina de la plaza del pueblo: casa de calicanto, de ancho portal de horcones y las rejas de la madera del país. Adentro, en dos hileras a los lados aguardaban, al centro del salón, los asientos de rejilla de los representantes, y de cabecera estaba la mesa presidencial, y a ambos cabos las dos sillas de la secretaría. Suele el hombre en los grandes momentos, cuando lo pone por las alturas la nobleza ajena o propia, perder, con la visión de lo porvenir, la memoria minuciosa de lo presente. Sombra es el hombre, y su palabra como espuma, y la idea es la única realidad. Aquel tesoro de pureza que busca en vano el hombre se viene a la mano, y sólo a él se ve, y todo lo del rededor se olvida, como sólo ve la luz de un rostro la mujer de repente enamorada. Sí: Céspedes presidió, ceremonioso y culto: Agramonte y Zambrana presentaron el proyecto: Zambrana, como águilas domesticadas, echaba a cernirse las imágenes grandiosas: Agramonte, con fuego y poder, ponía la majestad en el ajuste de la palabra sumisa y el pensamiento republicano; tomaba al vuelo, y recogía, cuando le parecía brida suelta, o pasión de hombre; ni idólatras quiso, ni ídolos; y tuvo la viveza que descubre el plan tortuoso del contrario, y la cordura que corrige sin ofender; tajaba, al hablar, el aire con la mano ancha. Acaso habló Machado, que era más asesor que tribuno. Y Céspedes, si hablaba, era con el acero debajo de la palabra, y mesurado y prolijo. En conjunto aprobaron el proyecto los representantes, y luego por artículos, «con ligeras enmiendas». El golpe de la gente en las ventanas, y la muchedumbre, no muy numerosas, de los bancos del salón, más con el corazón encogido que con los vítores saludaron en la república nueva el poder de someter la ambición noble a la voluntad general y, acallar ante el veto de la patria la convicción misma, fanática o previsora, del modo de salvarla. Un tierno apego se notó a la salida, de la multitud confusa, a los jóvenes triunfantes, y había algo de regio de una parte, qué se envuelve en el armiño y desaparece, y algo por la otra del placer de la batalla.

Momentos después iba de mano en mano la despedida del general en jefe del ejército de Cuba, y jefe de su gobierno provisional. «El curso de los acontecimientos le conduce dócil de la mano ante la república local»: «La Cámara de Representantes es la única y suprema autoridad para los cubanos todos»: «El Destino le deparó ser el primero» en levantar en Yara el estandarte de la independencia: «Al Destino le place ­dejar terminada la misión del caudillo» de Yara y de Bayamo: «Vanguardia de los soldados de nuestra libertad» llama a los cubanos de Oriente: jura «dar mil veces la vida en el sostenimiento de la república proclamada en Guáimaro».

El once, a la misma mesa, se sentaban, ya en Cámara, los diputados, y por la autoridad del artículo séptimo de la constitución eligieron presidente del poder ejecutivo a quien fue el primero en ejecutar, a Carlos Manuel de Céspedes; presidente de la Cámara, al que presidía la Asamblea de representantes del Centro, de que la Cámara era ensanche y hechura, a Salvador Cisneros Betancourt; y general en jefe de las fuerzas de la república al general de las del Centro, a Manuel Quesada.

Era luz plena el día 12 cuando, con aquel respeto que los sucesos y lugares extraordinarios ponen en la voz, con aquella emoción, no sujeta ni disimulada, que los actos heroicos inspiran en los que son capaces de ellos, fueron, rodeados del poder y juventud de la guerra, de almas en quienes la virtud patriótica sofocaba la emulación, tomando asiento en sus sillas poco menos que campestres los que, con sus manos novicias habían levantado a nivel del mundo un hato de almas presas. Juró Salvador Cisneros Betancourt, más alto de lo usual, y con el discurso en los ojos, la presidencia de la Cámara. De pie juró la ley de la República el presidente Carlos Manuel de Céspedes, con acentos de entrañable resignación, y el dejo sublime de quien ama a la patria de manera que ante ella depone los que estimó decretos del destino: aquellos juveniles corazones, tocados apenas del veneno del mundo, palpitaron aceleradamente. Y sobre la espada de honor que le tendieron, juró Manuel Quesada no rendirla sino en el capitolio de los libres, o en el campo de batalla, al lado de su cadáver. Afuera, en el gentío, le caían a uno las lágrimas: otro apretaba la mano a su compañero: otro oró con fervor. Apiñadas las cabezas ansiosas, las cabezas de hacendados y de abogados y de coroneles, las cabezas quemadas del campo y las rubias de la universidad, vieron salir, a la alegría del pueblo, los que de una aventura de gloria entraban en el decoro y obligación de la república, los que llevaban ya en sí aquella majestad, y como súbita estatura, que pone en los hombres la confianza de sus conciudadanos.

Un mes después, se ordenó, con veinticuatro horas de plazo para la devastación, salvar del enemigo, por el fuego, al pueblo sagrado, y darle ruinas donde esperaba fortalezas. Ni las madres lloraron, ni los hombres vacilaron, ni el flojo corazón se puso a ver cómo caían aquellos cedros y caobas. Con sus manos prendieron la corona de hogueras a la santa ciudad, y cuando cerró la noche, se reflejaba en el cielo el sacrificio. Ardía, rugía, silbaba el fuego grande y puro; en la casa de la Constitución ardía más alto y bello. Sobre la ola de las llamas, en la torre de la iglesia, colgaba la campana encendida. Al bosque se fue el pueblo, al Derrocal. Y en la tierra escondió una mano buena el acta de la Constitución ¡Es necesario ir a buscarla!

Patria, 10 de abril de 1892.

 

Asamblea de Guáimaro

Delegados por regiones:

Departamento Oriental: Carlos Manuel de Céspedes, Jesús Rodríguez, Antonio Alcalá y José María Aguirre

Camagüey: Salvador Cisneros Betancourt, Ignacio Agramonte, Miguel Betancourt Guerra y Antonio Zambrana

Las Villas: Miguel Jerónimo Gutiérrez, Eduardo Machado, Antonio Lorda, Tranquilino Valdés y Arcadio García

Cámara de Representantes:

Presidente: Salvador Cisneros Betancourt; vicepresidente: Miguel Jerónimo Gutiérrez;

Secretarios: Ignacio Agramonte y Antonio Zambrana;

Vicesecretarios: Miguel Betancourt y Eduardo Machado.

Gobierno de la República:

Presidente: Carlos Manuel de Céspedes

General en Jefe del ejército: Mayor general Manuel de Quesada

Secretario de Hacienda: Eligio Izaguirre

Secretario del Interior: Eduardo Agramonte Piña

Secretario de Relaciones Exteriores: Cristóbal Mendoza

Secretario de Guerra: Francisco Vicente Aguilera

Origen: José Martí: “El 10 de abril” | Cubadebate




Cuba: Nueva maniobra en la OEA viola institucionalidad de Venezuela y el derecho internacional | Cubadebate

Tomado de Cubadebate ||

Cuba denunció este martes la nueva maniobra con la que el Consejo Permanente de la OEA, siguiendo la línea intervencionista del secretario general, Luis Almagro, y la administración Trump, busca incidir en la situación de Venezuela al designar a un representante de ese país en la organización pasando por encima del derecho internacional y las disposiciones constitucionales y el orden jurídico de esa nación.

En una declaración ante medios de prensa en la Cancillería cubana, el viceministro de Relaciones Exteriores Rogelio Sierra dijo que “el Consejo Permanente de la OEA acaba de tomar una nueva decisión contra Venezuela, esta vez para designar a un representante apócrifo de Caracas en esa organización. La decisión fue adoptada en una reunión celebrada esta tarde en Washington presidida, curiosamente, por el delegado de los Estados Unidos”.

“Es una decisión impuesta por Estados Unidos y su títere, el secretario general de la OEA, que desconoce que el plazo para la salida de Venezuela de la OEA expira a finales de abril, y para evitarlo aprueba a un supuesto representante de esa nación designado por un autoproclamado e ilegal presidente”, denunció Sierra.

Una vez más, apuntó el viceministro cubano de Exteriores, “se adoptan en la OEA decisiones que constituyen violaciones del derecho internacional y los principios y propósitos de la Carta de las Naciones Unidas. En este caso, se trata de un acto de injerencia inaceptable en los asuntos internos venezolanos, una violación de la soberanía y la libre determinación del hermano país”.

La decisión fue tomada, además, “a contrapelo de los argumentos y recursos de procedimiento de un numeroso grupo de naciones de la región, que intentaron frenar esta maniobra de Estados Unidos por los negativos precedentes que tiene para los países de América Latina y el Caribe”.

Estados Unidos -dijo Sierra- “continúa desplegando su iniciativa siniestra ante la evidencia de que se agotan sus recursos para deponer al presidente de la República Bolivariana de Venezuela, Nicolás Maduro Moros”.

Washington, añadió, “acude de manera desesperada a recursos como este, que, de no ser violatorios del derecho internacional, bien pudieran ser considerados como meras y ridículas maniobras”.

“Cuba reclama el derecho de Venezuela y del pueblo venezolano a su libre determinación y a su soberanía, en consonancia con su institucionalidad, su ordenamiento jurídico y con el derecho que corresponde al soberano, el pueblo de Venezuela”, concluyó su declaración a la prensa el viceministro cubano de Relaciones Exteriores.

Origen: Cuba: Nueva maniobra en la OEA viola institucionalidad de Venezuela y el derecho internacional | Cubadebate




Recibió Díaz-Canel a Secretario General del FRELIMO de Mozambique | Cubadebate

Tomado de Cubadebate ||

El Presidente de los Consejos de Estado y de Ministros, Miguel Díaz-Canel Bermúdez, recibió en la mañana de este lunes al Secretario General del Frente para la Liberación de Mozambique (Frelimo), Roque Silva Samuel, quien visita nuestro país al frente de una delegación de su Partido.

Durante el cordial encuentro, dialogaron sobre la positiva marcha de las relaciones bilaterales y las perspectivas para su fortalecimiento. Díaz-Canel trasladó sus mejores deseos al Gobierno y pueblo de Mozambique, enfrascados en las labores de recuperación de los daños causados por el huracán Idai. El compañero Silva Samuel agradeció una vez más la cooperación brindada por Cuba.

Acompañaron al distinguido visitante, Chakil Aboobacar, miembro del Secretariado del Comité Central del Frelimo para las Relaciones Exteriores, y Eliseu Joaquim Machava, embajador de Mozambique.

Por la parte cubana, participaron Bruno Rodríguez Parrilla, miembro del Buró Político y ministro de Relaciones Exteriores, y Juan Carlos Marsán Aguilera, vicejefe del Departamento de Relaciones Internacionales del Comité Central del Partido Comunista de Cuba.

Origen: Recibió Díaz-Canel a Secretario General del FRELIMO de Mozambique | Cubadebate




Llama Díaz-Canel a estabilizar cuadro básico de medicamentos y elevar exportación de productos biotecnológicos cubanos | Cubadebate

Tomado de Cubadebate ||

El presidente de los Consejos de Estado y de Ministros Miguel Díaz-Canel Bermúdez presidió esta tarde el Balance anual de los resultados de trabajo del Grupo Empresarial BioCubaFarma, donde fueron debatidos los principales logros e insatisfacciones en 2018 de las 34 empresas, 65 UEB y 20 mil trabajadores que conforman el sector de la biotecnología cubana.

continuar trabajando en la sustitución de importaciones, asegurar la estabilidad del cuadro básico de medicamentos, incorporar nuevos productos y mercados, potenciar los ensayos clínicos, y garantizar mediante inversiones el perfeccionamiento de los procesos productivosllamó el mandatario cubano, quien aseguró que los trabajadores de la Biotecnología son orgullo para la Revolución Cubana.

Al presentar el informe de trabajo del 2018, el presidente de BioCubaFarma Eduardo Martínez Díaz calificó el pasado año como complejo y cargado de tensiones, pero consideró que fue también un ciclo de victorias.

Respecto la producción destinada al sistema nacional de salud, Martínez explicó que aún cuando no se había logrado cumplir el plan, las faltas de medicamentos en farmacias nacionales habían disminuido en un 40 por ciento respecto a los últimos dos años.

No obstante, a no conformarse y trabajar sin cansancio por pulir las deficiencias mientras cualquier medicamento pueda estar en falta llamó Díaz-Canel: “Tenemos que defender la producción nacional. Esta es una institución capaz de producir con 300 millones de dólares lo que le costaría al país más de mil millones para tener los medicamentos que hoy produce Biocubafarma”, dijo.

“Hay que exportar más, hay que importar menos y hay que sustituir importaciones. Hay que revisar de cuántos medicamentos que producíamos en otro momento no estamos produciendo hoy”, instó Díaz- Canel en diálogo con trabajadores del sector de la biotecnología nacional, presentes en el Palacio de las Convenciones.

Por su parte, el presidente del Grupo BioCubaFarma resaltó entre los principales resultados alcanzados por la biotecnología la introducción de 23 nuevos productosy los avances en el desarrollo de proyectos como la vacuna contra el neumococo, que demostró su eficacia clínica en 2018.

Igualmente, Martínez precisó que el pasado año se registraron importantes logros en el programa de las plantas proteicas, mientras que también alcanzó resultados alentadores el candidato para el tratamiento del infarto cerebral, que logró un 100 por ciento de supervivencia en una de las dosis aplicadas en el estudio clínico.

Respecto a las exportaciones, Martínez puntualizó que el incremento de los niveles de producción permitió al grupo exportar un 14 por ciento más que en 2017, al tiempo que se lograron 35 registros sanitarios en el exterior y se llevó un intenso trabajo de negociación con empresas farmacéuticas y biotecnológicas de más de 50 países.

Se destacó la culminación de la negociación con el Instituto de Cáncer de Nueva York, que concluyó con la creación de la empresa mixta entre Cuba y EEUU en la Zona Especial de Desarrollo del Mariel.

Por otra parte, en el balance se calificó de aún bajo el nivel de las exportaciones a terceros mercados en 2018, debido a causas como la contracción de las ventas en Brasil, Angola y Argentina, así como problemas productivos y regulatorios.

Otro foco de atención de los debates fue el cumplimiento del plan de inversiones, el que, aun sin ejecutarse en su totalidad, alcanzó la mayor cifra de los últimos 10 años, con el destaque de los avances en el Complejo Industrial Biotecnológico CIGB Mariel. No obstante, el presidente cubano llamó la atención respecto a que casi ninguna de las inversiones estaba dando lo previsto en el estudio de factibilidad.

“Tenemos que encadenarnos con la economía cubana, con el turismo, con el sistema de salud pública, con el Ministerio de la Agricultura, con Recursos Hidráulicos”, llamó el presidente cubano Miguel Díaz-Canel, al insistir en las prioridades del sector para el año que cursa.

Origen: Llama Díaz-Canel a estabilizar cuadro básico de medicamentos y elevar exportación de productos biotecnológicos cubanos | Cubadebate




Participan colaboradores del Hospital Cubano de Dukhan, estado de Qatar en Conferencia sobre el uso de fármacos en el tratamiento de infecciones por bacterias mutidrogoresistentes (MDR)

Fuente: Brigada Médica Cubana en Qatar

Un grupo de colaboradores del Hospital Cubano de Dukhan, estado de Qatar en Conferencia sobre el uso de fármacos en el tratamiento de infecciones por bacterias mutidrogoresistentes (MDR) que  auspiciada por la farmacéutica Pfizer tuvo lugar en el  Hotel Orix Rottana de Doha.




Participan colaboradores del Hospital Cubano de Dukhan, estado de Qatar en curso de Reconocimiento y tratamiento de eventos agudos que amenazan la vida (ALERT, por sus siglas en Ingles )

Fuente: Brigada Médica Cubana en Qatar

4 colaboradores cubanos han recibido exitosamente los certificados del curso de Reconocimiento y tratamiento de eventos agudos que amenazan la vida (ALERT, por sus siglas en Ingles)

Ellos fueron:

  1. José Miguel Pinto –Cirujano
  2. Annalia Quesada Macias- enfermera
  3. Haylen Hechevarria-enfermera
  4. Yanier Pompa-enfermero

El curso ALERT está diseñado para atender a todo tipo de profesionales de la salud, con el objetivo de  enseñar al personal de atención médica a anticipar, reconocer y mejorar la calidad de la atención para pacientes en estado crítico en salas generales que pueden requerir la admisión posterior a un centro de atención crítica.




vilma por siempre

Vilma: combinación de firmeza y sensibilidad | Razones de Cuba

Tomado de Razones de Cuba||

«Para mí Vilma está en cada una de las flores del jardín, que en medio de sus grandes responsabilidades, con tanto amor creó aquí en Seguridad Personal del Ministerio del Interior (Minint)», refería la mayor Esther Torres Copello, al evocar la sensibilidad de la heroína de la lucha clandestina y guerrillera Vilma Espín Guillois.

Cuca, llamada cariñosamente así por todos, incluyendo de modo muy especial al General de Ejército Raúl Castro Ruz y a la inolvidable Vilma, tan pronto alguien la nombraba por su nombre completo, al instante simplemente le decía: «Cuca, Cuca la negra y ya».

Y es que la misma humildad de antes del triunfo de la Revolución, cuando la dura vida en el lomerío de la Gran Piedra le impuso bajar a Santiago de Cuba, para ayudar en el sostén de la familia, la acompañaría hasta el último aliento hace una semana.

Así fue no obstante su cercanía a Vilma y Raúl, a la vez que jamás brotó de sus labios una palabra al respecto, excepto hasta que a mucha insistencia tras la desaparición física de la luchadora clandestina, contó sus vivencias junto a ella en «Vilma es como una flor», en ocasión del aniversario 50 de la Federación de Mujeres Cubanas.

ELLA, COMO LA BUGANVILLA

«Ella era una mujer extraordinaria –comentaba con frecuencia–, de tremendo valor y singular dulzura, siempre la veo en mi sala, donde estuvo sentada, y en esa foto de tan bonita sonrisa le pongo flores todos los días, las que más le gustaban, y se las cultivo en mi patio con el doble amor de una madre y de una hija».

Cuca recordaba que vio por vez primera a la eterna presidenta de la Federación de Mujeres Cubanas en 1958, cuando para sostener reuniones con Celia Sánchez, Asela de los Santos, Electra Fernández y otras luchadoras clandestinas, la joven revolucionaria frecuentaba la casa donde ella trabajaba como empleada doméstica.

Pero no fue hasta el triunfo de la Revolución cuando, mientras se desempeñaba en Bienestar Social, institución a través de la cual Vilma atendía a personas humildes y víctimas de la guerra, intercambiaron las primeras palabras e iniciaron una relación que tras su integración en 1972 a Seguridad Personal, se estrecharía de manera especial.

«En la sede santiaguera de este órgano del Minint ella creó un rosal muy bonito y en la cerca había sembrado califas verdes, a las cuales yo les intercalé buganvilla, que pronto florecieron en blanco, morado y rojo. Al verlo en una de sus visitas le encantó y me hizo mil preguntas, para saber cuánto de plantas y flores yo conocía», rememora.

«Es que así tan firme como fue en la guerra y en su consagración a nuestra organización femenina, ella poseía una exquisita sensibilidad y amor por la naturaleza, en especial por las flores. Le gustaban las rosas, las orquídeas y sentía singular atracción por la buganvilla. Creo que ella era como las flores de esa planta, dicen que las blancas simbolizan la pureza y las rosadas, la ternura.

«No en vano en más de una ocasión la escuché intercambiar con nuestro querido Comandante Almeida, quien en sus años de dirigente en la antigua provincia de Oriente priorizó la siembra de la buganvilla; según él, representaba también “seguridad y belleza”, pues además de ser ornamental posee excelentes condiciones para cercados perimetrales».

A tales atributos, Cuca agregó que este arbusto apenas necesita agua, y entre más fuerte es el sol se da mejor, «como sucede aquí en Santiago de Cuba, donde cumpliendo el deseo de Vilma, su creciente presencia podrá lograr en un cercano futuro que la ciudad resplandezca como un jardín».

NO IMAGINÉ ESA AMISTAD

«Vilma ha sido lo más grande que he tenido en la vida –enfatizó–, pues siendo una negra pobre del lomerío de la Gran Piedra, jamás imaginé que llegaría a tener una amistad tan especial. Por eso, para que siempre esté presente, en su rosal cuando el sol da más fuerte las buganvillas reflejan hasta 11 tonalidades de colores diferentes».

No es difícil imaginar el sentimiento de Vilma hacia quien compartió con ella largos intercambios acerca del cultivo de flores y otras plantas ornamentales, la que estuvo a su lado en días de su enfermedad, la del trato alegre y familiar que por sobre la confianza supo ganarse el amor de Raúl, sus hijos y nietos.

Cuando habló a Granma del momento en que Vilma le pidió que la ayudara a sembrar, alrededor del monolito que en el Mausoleo del Segundo Frente Frank País guardaría sus cenizas, los helechos, orquídeas, buganvilla y demás especies que deseaba tener, Cuca pidió que no la fotografiara, porque si Raúl la notaba llorosa se iba a entristecer.

A tan sagrado lugar jamás dejó de llevar flores los días del natalicio, fallecimiento de Vilma u otra fecha significativa en su vida, de ahí que el 26 de enero último acudiera vestida de verde olivo a depositarle el ramo que por los 60 años de su boda con Raúl le encargaran; y me había confiado el reencuentro allí este 7 de abril, que ya no pudo ser.

Quizá por ello, ante la noticia de su deceso, además de enviarle su ofrenda floral conjuntamente con la del Presidente Miguel Díaz-Canel Bermúdez, dicen que el General de Ejército pidió que le pusieran «muchas flores, muchas flores», pensando tal vez que quien calificó a Vilma como una flor, estaba igualmente hecha de esa mágica química de pétalos y fragancia.

 

Origen: Vilma: combinación de firmeza y sensibilidad | Razones de Cuba




Renuncia la secretaria de Seguridad Nacional de Donald Trump | Cubadebate

Tomado de Cubadebate ||

La secretaria del Departamento de Seguridad Nacional, Kirstjen Nielsen, deja su cargo, dijo el domingo a través de Twitter el presidente Donald Trump, en momentos en que el Gobierno realiza una revisión de la entidad responsable por la política de inmigración.

La salida fue reportada inicialmente por CBS News, que afirmó que no estaba claro si la partida de Nielsen sería voluntaria.

En otro tuit, Trump aseguró que Kevin McAleenan, el actual comisionado de Aduanas y Protección Fronteriza, se convertiría en secretario interino del Departamento de Seguridad Nacional.

Donald J. Trump

@realDonaldTrump

Secretary of Homeland Security Kirstjen Nielsen will be leaving her position, and I would like to thank her for her service….

27,3 mil personas están hablando de esto

McAleenan ha sido agente fronterizo desde hace tiempo, en un reflejo de la prioridad de Trump para este departamento fundado en un principio para combatir el terrorismo tras los atentados del 11 de septiembre de 2001.

Nielsen, de 46 años, se mantenía en el cargo desde diciembre de 2017. Como incluye inmigración y seguridad fronteriza, su departamento es responsable por desarrollar algunas de las políticas más polémicas de Trump, a medida que busca reducir el número de mexicanos y centroamericanos que ingresan a Estados Unidos sin la documentación apropiada.

Sujeta reiteradamente a fuertes cuestionamientos de los demócratas en el Congreso, Nielsen ha supervisado planes de Trump como su esfuerzo para construir un muro en la frontera con México y la separación de niños migrantes de sus familias.

Trump insiste que la llegada de inmigrantes a través de la frontera sur de su país constituye una emergencia nacional. El mandatario amenazó recientemente con cerrar la frontera, o partes de ella, si el Congreso no cambia las leyes para solucionar lo que denomina “lagunas” de inmigración.

Nielsen acudió a la Casa Blanca para hablar con Trump el domingo tras el viaje que hicieron a la frontera, dijeron dos personas al tanto del asunto. Indicaron que desde hace tiempo ella se siente frustrada por la dificultad de hacer que otros departamentos ayuden a manejar el creciente número de familias que están cruzando la frontera.

Origen: Renuncia la secretaria de Seguridad Nacional de Donald Trump | Cubadebate




Intercambian con colaboradores parlamentarios cubanos de visita en el Hospital Cubano en Dukhan, Estado de Qatar

Fuente: Brigada Médica Cubana en Qatar

La delegación de la Asamblea Nacional de la República de Cuba encabezada por la presidenta de la comisión de Relaciones Internacionales de la misma y miembro del comité ejecutivo de la Unión Interparlamentaria Yolanda Ferrer Gómez y los diputados Jesús Rafael Mora González y Alberto Eduardo Núñez Betancourt sostuvo hoy un amplio intercambio con los colaboradores del Hospital Cubano en Dukhan, Estado de Qatar quienes fueron actualizados sobre temas de actualidad nacional y de la situación actual en Cuba.




Visita Delegación Parlamentaria cubana de alto nivel el Hospital Cubano en Dukhan, Estado de Qatar

Fuente: Brigada Médica Cubana en Qatar

Una delegación de alto nivel de la Asamblea Nacional de la República de Cuba encabezada por la presidenta de la comisión de Relaciones Internacionales de la misma y miembro del comité ejecutivo de la Unión Interparlamentaria Yolanda Ferrer Gómez visitó hoy 2 de marzo, el hospital cubano de Dukhan, Estado de Qatar. La delegación también estuvo compuesta por Jesús Rafael Mora González y Alberto Eduardo Núñez Betancourt ambos miembros del comité de Relaciones internacionales del alto órgano legislativo.




Díaz-Canel considera un honor la visita de pareja real británica a Cuba

Tomado de: Periódico “Cubadebate”

Príncipe Carlos de Gales y la Duquesa Camila de Cornualles. Foto: Archivo.

El Presidente de los Consejos de Estado y de Ministros de
Cuba, Miguel Díaz-Canel, consideró un honor la visita a su país de la
pareja real británica,
el Príncipe Carlos de Gales y la Duquesa Camila de Cornualles, con la cual se reunirá este lunes en La Habana.

En un mensaje en la red social Twitter, el mandatario cubano dio la bienvenida a sus altezas, y señaló que es un honor para Cuba recibirlos y mostrarles el país que es.

Confirmó, además, que sostendrá conversaciones con el Príncipe Carlos de Gales y la Duquesa Camila de Cornualles y agregó que la visita a la isla de la pareja real muestra el buen estado de las relaciones entre Cuba y el Reino Unido.

Sus altezas arribaron la víspera a la mayor de las Antillas y como
primera de sus actividades rindieron tributo al Apóstol José Martí,
además de recorrer el Memorial que lleva el nombre del Héroe Nacional
cubano ubicado en la capitalina Plaza de la Revolución, en compañía de
la vicecanciller Ana Teresita González.

En la mañana de este lunes, recorrerán el Palacio de los
Capitanes Generales en el centro histórico de La Habana, declarado
Patrimonio de la Humanidad por la Unesco en 1982.

Posteriormente, asistirán a una cena ofrecida por el jefe de Estado
anfitrión y a una gala de ballet en el Gran Teatro de La Habana Alicia
Alonso.

La agenda del Príncipe Carlos de Gales y la Duquesa Camila de
Cornualles en la isla incluye encuentros con emprendedores del sector
privado y con miembros de un club de autos clásicos británicos, y
recorridos por centros comunitarios y de arte.

También conocerán acciones en Cuba en materia de agricultura urbana,
combate a la violencia doméstica, preservación del medio ambiente y
restauración patrimonial.

Se prevé una visita a la Zona Especial de Desarrollo del Mariel, para
la ceremonia de inicio de la construcción de un parque fotovoltaico con
apoyo británico.

Prensa inlgesa resalta visita a Cuba del Príncipe Carlos y la duquesa Camila

Sus Altezas Reales durante el homenaje al Héroe Nacional de Cuba, en La Habana. Foto: AFP.

La prensa del Reino Unido se hace eco este lunes de la visita a Cuba
del príncipe Carlos y su esposa Camila, primera que realizan miembros de
la familia real británica a la isla caribeña.

Carlos y Camila hacen historia en Cuba, afirma el titular de la cadena BBC, la cual considera
que el viaje del príncipe de Gales y de la duquesa de Cornualles
ayudará a abrir un nuevo capítulo en las relaciones entre ambos países.

Otras televisoras del país y los diarios de circulación nacional
también dedicaron  sus espacios matutinos de noticias a reflejar la
llegada de la pareja ayer a La Habana.

The Telegraph, por ejemplo, publica una foto del príncipe
Carlos cuando se dispone a rendir homenaje al Héroe Nacional de Cuba,
José Martí, en la Plaza de la Revolución, con la icónica imagen del
guerrillero argentino-cubano Ernesto Che Guevara de fondo.

La pareja real, que llegó a Cuba como parte de una gira caribeña, en la que la isla es su sexto destino, tiene previsto recorrer este lunes el casco histórico de La Habana, declarado Patrimonio de la Humanidad por la Unesco en 1982, antes de asistir a una cena que le ofrecerá el presidente Miguel Díaz-Canel en el Palacio de la Revolución.

Autor: Con información de Prensa Latina