El 15 de JUNIO de 1958,  asesinato de las hermanas Lourdes y Cristina Giralt, de 22 y 28 años,en Cienfuegos , que las acribillaron a balazos . El tiempo no harà olvidar a uno de los crímenes más horrendos cometidos por la dictadura batistiana

Ambas hermanas laboraban en las oficinas de la Concretera Nacional S.A. y eran colaboradoras activas dentro de la Resistencia Cívica del Movimiento 26 de julio. Mas, no fue esa la causa de su muerte, aunque sí estuvo relacionada con el Movimiento.

Al montar en su auto, el senador Pernas fue atacado con pistolas 45, pero salió ileso. Como resultado se desató un intenso dispositivo policial comandado por el connotado asesino Esteban Ventura Novo, el cual después de varias detenciones e interrogatorios logró ubicar el escondite de los tres revolucionarios.

Fue domingo y, por demás, Día de los Padres. Las hermanas Giralt Andreu pasaron la significativa fecha en el hogar familiar, en la Perla del Sur. De regreso a La Habana, en horas de la noche, fueron a saludar a un hermano y de inmediato se dirigieron a su domicilio.

Estaban tan alegres y felices que no escucharon la voz de alerta que salió de la ventana de enfrente de su casa: “Muchachas, viren que ahí está la policía…” Pero el grito se perdió en el aire, apagado por la lluvia de balas con que fueron recibidas.
Al entrar al edificio, desde las oscuras escaleras, fueron acribilladas a balazos por los esbirros que, al sentir sus pasos, creyeron que se trataba de aquellos a quienes perseguían con saña.

Frustrados  y llenos  de odio  por haber aguardado en vano el regreso de los revolucionarios, al llegar las hermanas Giralt descargaron sobre ellas su furia homicida.

Afirman que Cristina era seria, callada, reservada y hogareña; prefería los juegos de cartas en las noches, al bullicio de una fiesta. Lourdes, era diferente: alegre, chistosa, amante del baile y los paseos.

Unía a las hermanas, además del amor filial, la callada labor de ambas en la Resistencia Cívica, donde repartían bonos y propagandas, preparaban botiquines y ayudaban en el traslado de armas.

Las hermanas Giralt Andreu eran dos luchadoras contra la tiranía de Fulgencio Batista, que el fatídico 15 de junio de 1958 fueron sorprendidas en una bestial cacería. Allí quedaron, segados para siempre sus sueños e ideales, si embargo su ejemplo perdura y se hace eterno.

Compartir
  •  
  •  
  •  
  •  
http://cubacoopera.uccm.sld.cu/wp-content/uploads/2017/06/260px-Lourdes_Giralt.jpeghttp://cubacoopera.uccm.sld.cu/wp-content/uploads/2017/06/260px-Lourdes_Giralt-150x150.jpegPedro Ovidio Pérez HernándezCubaEl 15 de JUNIO de 1958,  asesinato de las hermanas Lourdes y Cristina Giralt, de 22 y 28 años,en Cienfuegos , que las acribillaron a balazos . El tiempo no harà olvidar a uno de los crímenes más horrendos cometidos por la dictadura batistiana Ambas hermanas laboraban en las oficinas...Portal Web de la Cooperación Médica Cubana

Comentarios

comentarios