image_pdfimage_print

Evaluar el trastorno del estado de ánimo es importante para una sanación exitosa, enfatiza un psiquiatra

La depresión afecta a alrededor de un tercio de los pacientes hospitalizados y podría hacer que su recuperación fuera más lenta, informan unos investigadores.

Su revisión de 20 estudios sobre las pruebas para la depresión en los hospitales mostró que un 33 por ciento de los pacientes tenían síntomas de depresión.

Los pacientes con depresión son menos propensos a tomar sus medicamentos y a acudir a todas las citas recomendadas tras abandonar el hospital, lo que potencialmente lleva a unas estadías hospitalarias más largas y a un riesgo más alto de readmisión, según el autor líder del estudio, el Dr. Waguih William IsHak, profesor asociado de psiquiatría y neurociencias conductuales en el Centro Médico Cedars-Sinai, en Los Ángeles.

Los hallazgos subrayan la importancia de hacer pruebas de depresión a los pacientes hospitalizados, afirmó.

"Al ser admitidos al hospital, se realizan pruebas de todo tipo de problemas médicos a los pacientes, por ejemplo anomalías en la presión arterial, el colesterol y el azúcar en la sangre", comentó IsHak en un comunicado de prensa del centro médico. "Añadir una prueba para la depresión aprovecha una oportunidad de oro para iniciar y mantener el tratamiento".

La depresión es un factor grave en la recuperación de cualquier paciente, dijo. "Estos hallazgos muestran que los hospitales podrían experimentar unos mejores resultados si inician un programa de pruebas de la depresión", añadió.

El estudio aparece en una edición reciente de la revista Journal of Hospital Medicine.

Compartir
  •  
  •  
  •  
  •  

Comentarios

comentarios