image_pdfimage_print

Un líquido biológico capaz de frenar la proliferación de los mosquitos que provocan enfermedades como el zika, el paludismo o el dengue es el que desarrolla un equipo de expertos financiados por el empresario británico Stanley Miller. Presente en Roma para hablar de su proyecto, Miller, de 73 años de edad, explicó a Notimex que se trata de una solución no tóxica, compuesta por siete esencias naturales y completamente inofensiva para los seres humanos.

El sistema fue desarrollado en laboratorios de Rochester, donde fueron creadas nanopartículas que pueden contener el líquido que, al mínimo movimiento, viene liberado en el aire.

La solución puede también ser liberada en charcos y depósitos de agua donde los mosquitos se reproducen y bloquean el desarrollo de las larvas.

'Mi idea fue la de juntar un grupo de biólogos e investigadores de alta formación profesional. He abierto laboratotios en India e Inglaterra para crear un producto completamente biológico capaz de bloquear el nacimiento de mosquitos que transmiten el paludismo, el dengue o el zika', explicó.

El empresario, que durante toda su vida trabajó en la elaboración y difusión de fragancias y esencias, inicialmente comenzó con un grupo de cuatro investigadores, que actualmente aumentó a siete.

'He financiado con mis propios recursos el proyecto. He querido hacer algo caritativo, dejar algo benéfico y duradero en este planeta, respetando la naturaleza', dijo.

Recordó que el paludismo es todavía una enfermedad presente en casi 100 países y que anualmente causa la muerte de cerca de un millón de personas. 'El 90 por ciento de las muertes se registran en África y de ellos el 77 por ciento son niños', subrayó.

Dijo que el producto fue inicialmente proyectado contra paludismo y que después se comprobó que también sirve para el zika y el dengue.

El objetivo, añadió, es eliminar el paludismo de la faz de la Tierra en 2030.

Según Miller, su producto está listo para la comercialización, aunque precisó que se necesitan nuevos recursos para una producción a larga escala.

'Ahora estoy viajando por varios países para dar a conocer el producto. Tengo una oficina en la Organización de Naciones Unidas, hemos establecido contactos con gobiernos de varios países, entre ellos varios de América Latina, donde el zika está presente', añadió.

Insistió que el líquido es totalmente inocuo y ya se usa en brazaletes llamados 'BAM', realizados para jóvenes y también en camisetas.

Confirmó que el líquido puede ser también irrigado en campos de cultivo, en los cursos de agua y en los charcos en los que los mosquitos depositian los huevos.

'Es muy importante defender la naturaleza y evitar el uso de pesticidas. Yo he querido concentrarme en una solución compeltamente natural que, incluso, puede ser bebida', concluyó. mayo 30/2017

Compartir
  •  
  •  
  •  
  •  
http://cubacoopera.uccm.sld.cu/wp-content/uploads/2017/05/índice-3.jpghttp://cubacoopera.uccm.sld.cu/wp-content/uploads/2017/05/índice-3-150x150.jpgErnesto Navas VictoriaSaludUn líquido biológico capaz de frenar la proliferación de los mosquitos que provocan enfermedades como el zika, el paludismo o el dengue es el que desarrolla un equipo de expertos financiados por el empresario británico Stanley Miller. Presente en Roma para hablar de su proyecto, Miller, de 73 años...Portal Web de la Cooperación Médica Cubana

Comentarios

comentarios