Un nuevo estudio demuestra que las superbacterias, resistentes a muchos tipos de antibióticos, surgieron con los primeros animales terrestres. (Foto: Mark Witton)

Capitaneadas por bacterias muy resistentes, la mayoría de los antibióticos administrados a los pacientes en los hospitales para combatir muchas infecciones resultan ineficaces. Un estudio, publicado en la revista Cell, ha rastreado el origen de esta resistencia a la medicación para entender cómo han desarrollado estas propiedades indestructibles.

 

Aunque las bacterias surgieron hace casi 4.000 millones de años en la Tierra, no fue hasta la aparición de los primeros animales terrestres, hace unos 450 millones de años, que prosperaron sus potentes características. Así lo revela un equipo de científicos, liderado por el Massachusetts Eye and Ear, el Harvard-wide Program on Antibiotic Resistance y el Broad Institute of MIT y Harvard.

 

En el estudio, los investigadores descubrieron que todas las especies de enterococos, incluidos los que nunca se han encontrado en hospitales, son de manera natural resistentes a la sequedad, el hambre, los desinfectantes y muchos antibióticos. Como estas superbacterias normalmente viven en los intestinos de todos los animales terrestres, los expertos supusieron que también estarían en el interior de los dinosaurios y de los primeros organismos que se movieron en tierra firme.

 

Para comprobarlo, el equipo comparó los genomas de estas bacterias. "Al analizar los genomas y los comportamientos de los enterococos actuales, hemos retrocedido hasta su existencia más temprana y visto cómo estos organismos acabaron siendo lo que son hoy”, explica Ashlee M. Earl, coautora del trabajo y líder del grupo de Genómica Bacteriana en el Broad Institute of MIT y Harvard, para quien el hallazgo permitirá predecir cómo los microbios se adaptarán al uso de antibióticos, jabones antimicrobianos y otros desinfectantes.

Según el grupo de investigación, las nuevas especies de enterococos fueron surgiendo a medida que aparecían nuevos tipos de animales fuera del agua y tras las extinciones en masa. Sobre todo después de una de las mayores, que se produjo al final del periodo Pérmico, hace 251 millones de años.

 

En tierra, los microbios intestinales son excretados en forma de heces, donde se secan y, en la mayoría de los casos, mueren. Pero no sucede lo mismo con los enterococos. Estos microorganismos son inusualmente resistentes y pueden soportar la sequedad y el hambre tanto en tierra y como en hospitales.

 

“Ahora sabemos qué genes adquirieron los enterococos hace cientos de millones de años, cuando se volvieron resistentes a la desecación, los desinfectantes y los antibióticos que atacan sus paredes celulares”, recalca Michael S. Gilmore, autor principal del trabajo y director del Instituto de Enfermedades Infecciosas de Harvard.

 

El  próximo objetivo de la investigación será diseñar nuevos tipos de antibióticos y desinfectantes que eliminen de manera específica a los enterecocos, para que no vuelvan a ser una amenaza para los pacientes en los hospitales, donde cerca del 5% de las personas ingresadas adquiere una infección durante su estancia. (Fuente: SINC)

 

Compartir
  •  
  •  
  •  
  •  
http://cubacoopera.uccm.sld.cu/wp-content/uploads/2017/05/img_43679.jpghttp://cubacoopera.uccm.sld.cu/wp-content/uploads/2017/05/img_43679-150x150.jpgErnesto Navas VictoriaSaludUn nuevo estudio demuestra que las superbacterias, resistentes a muchos tipos de antibióticos, surgieron con los primeros animales terrestres. (Foto: Mark Witton) Capitaneadas por bacterias muy resistentes, la mayoría de los antibióticos administrados a los pacientes en los hospitales para combatir muchas infecciones resultan ineficaces. Un estudio, publicado en la...Portal Web de la Cooperación Médica Cubana

Comentarios

comentarios