image_pdfimage_print
Tomado de: Periódico Granma ||
Desde la primera brigada médica cubana, enviada a Argelia, más de 400 000 profesionales de la salud cubanos han cumplido y cumplen misión internacionalista
Unidad Central de Cooperación Médica
Reconocimiento a la UCCM

Hay una historia que no deberá esperar a ser escrita, porque sus páginas las han tejido, en la marcha, hombres y mujeres que saben del valor de compartir lo que se tiene.

Hay, también, un pedazo de esa historia esparcida en el mundo. Viste de blanco, y desanda selvas, montes, ríos, montañas… Sirve de equilibrio ante el desconcierto de la tierra que tiembla bajo los pies; de refugio ante lluvias intensas, de sosiego frente a huracanes… Lleva por nombre «medicina cubana» y de apellido «solidaridad», y escribe sus memorias con el amor del primer día.

«Ante ustedes esta humanidad un día tendrá que inclinarse, ante ustedes tendrán que inclinarse las futuras generaciones…», había dicho el artífice de esta obra. Desde la primera brigada médica cubana, enviada a Argelia con 56 colaboradores, más de 400 000 profesionales de la salud cubanos han cumplido y cumplen misión internacionalista en 164 países.

Fidel no se equivocaba y, por ello, en el acto por el aniversario 55 de la fundación de la cooperación médica cubana por el Comandante en Jefe, el primer pensamiento fue para el impulsor de la noble tarea de ayudar, siempre, a toda costa.

No faltaron en la Unidad Central de Colaboración Médica (UCCM)–sede escogida para la ocasión– las notas del himno nacional ni la ofrenda floral a los colaboradores fallecidos durante el cumplimiento de su misión internacionalista. Tampoco el homenaje al comandante y médico internacionalista Ernesto Guevara de la Serna, Che, en el aniversario 90de su natalicio.

El doctor Miguel Gómez Cruz, médico internacionalista en Nicaragua, Mali y Burkina Fasso habló en nombre de los colaboradores cubanos y aseguró que «la formación de los profesionales de la salud en Cuba y las experiencias adquiridas en el cumplimiento de las misiones internacionalistas han hecho de nosotros mejores profesionales, mejores seres humanos y mejores revolucionarios».

«Estamos orgullosos todos los que han cumplido misión, los que hoy la cumplen y los aquí presentes, de pertenecer al país que más ha hecho en el mundo para compartir con otros sus conocimientos y experiencias médicas. Es por ello que ratificamos que el deber de la hermandad y la solidaridad jamás fueron ni serán traicionados», dijo ante unos 2000 profesionales de la salud y estudiantes asistentes al encuentro.

En la actividad –que contó con la presencia del doctor Roberto Morales Ojeda, miembro del BuróPolítico del Partido, vicepresidente del Consejo de Estado y Ministro de Salud Pública, el doctor JoséRamón Balaguer Cabrera, miembro del secretariado del Comité Central del Partido, Cristian Morales Furihman, representante de la Organización Panamericana y Mundial de la Salud en Cuba; así como de viceministros de los ministerios de Relaciones Exteriores, de Comercio Exterior y la Inversión Extranjera, y de Salud Pública, y representantes del cuerpo diplomático acreditado en el país– se recordaron los principales momentos vividos por la cooperación médica cubana.

La viceministra de salud pública, Marcia Cobas Ruiz, señaló que la conformación de la primera brigada, enviada a Argelia, su preparación y el trabajo que desarrollaron constituyen experiencias que se tienen en cuenta para las actuales brigadas que prestan servicios en el exterior.

«Después de Argelia la colaboración se incremento en África,América,Medio Oriente y Asia, y este hecho no solo marcó el envío de brigadas médicas, sino la formación de recursos humanos en el exterior y en Cuba, así como la ayuda de emergencia ante situaciones de desastres», explicó.

Entre los hitos de estos 55 años, mencionó la creación de la UCCM en 1984, institución encargada de la preparación, conformación de las brigadas y preparación integral de los cooperantes. «Hoy tenemos 50 000 colaboradores en 65 países», puntualizó.

Asimismo, la viceministra destacó el surgimiento del Programa Integral de Salud, como expresión de que Cuba comparte lo que tiene y no lo que le sobra, y la creación de las facultades de ciencias médicas en el exterior y la Escuela Latinoamericana de Medicina (ELAM), «una de las ideas más humanas y solidarias de la Revolución, que da la oportunidad de formarse como médicos a jóvenes de los lugares más pobres de todos los continentes, y constituye algo sin precedentes».

«La ELAM en sus 13 graduaciones ha titulado a 28 570 médicos de 105 países, al tiempo que las facultades en el exterior, nuestros profesores cubanos, han graduado a más de 18 000 profesionales de la salud», sostuvo Cobas Ruiz.

De igual modo la viceministra significó lo que han representado misiones como Barrio Adentro y la Operación Milagro, esta última próxima a llegar a los tres millones de operados en 35 países.

«Ni una sola vez, a lo largo de su abnegada historia revolucionaria, nuestro pueblo dejó de ofrecer su ayuda médica solidaria en caso de catástrofe a otros pueblos que la requirieran», afirmó Cobas Ruiz, quien uno de los mejores ejemplos lo coloca en los más de 17 000 profesionales que manifestaron su disposición de marchar a ÁfricaOccidental a combatir la epidemia de ébola en Sierra Leona, Guinea Conakry y Liberia, y de los cuales 256 partieron a luchar contra la muerte.

«Cuba continuará ofreciendo sus experiencias, recursos humanos especializadosy mantiene a disposición nuestras universidades médicas para la formación de profesionales y técnicos en el campo de la salud, así como los productos de la industria médico farmacéutica y biotecnológica para incidir en el alcance de la cobertura sanitaria universal», agregó.

En ese sentido, la viceministra sostuvo que solo lacolaboración y solidaridad serán capaces de construir el mundo mejor al que aspiramos, en medio de un contexto global convulso.

De parte de todos los médicos cubanos y las autoridades de salud, Cobas Ruiz transmitió un mensaje de aliento a la brigada médica cubana que se encuentra cumpliendo misión internacionalista en Guatemala. Señaló el orgullo que sentimos por la labor que realizan ante las afectaciones provocadas por la erupción del volcán y atender a toda la población necesitada.

«Nuestro reconocimiento a los que cumplen misión en los diversosparajes de la geografía internacional, a los que todos los días salvan vidas, a los que regresaron con el deber cumplido y se incorporaron asus labores, alos que se preparan para partir en los próximos días, pero sobre todo a los trabajadores de la salud que hoy se mantienen en sus puestos, para que sus compañeros puedan cumplir este deber», enfatizó.

Honrar, honra

Como parte de esta conmemoración se hizo entrega de reconocimientos a colaboradores internacionalistas que integraron la primera brigada médica cubana en la república Argelina, Democrática y Popular a partir del 23 de mayo de 1963.

De manos de JoséRamón Balaguer Cabrera, y a nombre de aquellos 56 profesionales, recibió el homenaje el doctor en Ciencias Pablo ResikHabid, de 88 años de edad, especialista en epidemiología, y quien fuera uno de los directivos de la brigada médica en Argelia.

En Cuba ocupó diversas responsabilidades entre las que se encuentran la de vicedirector de asistencia médica en la provincia de LaHabana, director del Instituto de Higiene y Epidemiología, director de biomedicina de la Academia de Ciencias de Cuba y profesor de la Escuela Nacional de Salud Pública.

Asimismo, se reconoció al doctor Jaime Strachan Estrada, de 85 años de edad, el cual desempeñó un papel destacado como especialista y profesor en cirugía de la Brigada médica cubana. Ocupó variasresponsabilidades en la Patria, destacándose como cirujano en el Hospital Nacional Enrique Cabrera.

La doctora Zoila Italia Suárez, de 92 años, especialista en 1er. grado de Pediatría, quien trabajó desde su graduación en el hospital William Soler hasta su jubilación, hace aproximadamente 11 años, fue otra de las homenajeadas.

Igual reconocimiento recibió Marta Elisa Kuscevic Hovath, licenciada en Enfermería, la cual se incorporó a esta primera brigada y quien tiene resultados profesionales destacados.

Ricardo Diez Sarasola, de 76 años de edad, técnico de rayos X, miembro de la Juventud Socialista Popular, quien al triunfo de la Revolución realizó su preparación en el hospital militar Carlos J.Finlay y participó en la lucha contra bandidos en la provincia de Pinar del Río, fue también homenajeado.

El titular de salud por su parte, a nombre del ministerio del ramo, entregó un reconocimiento a la Unidad Central de CooperaciónMédica, que en estos 34 años han contribuido al desarrollo de la cooperación y el internacionalismo, haciendo realidad las ideas de Fidel.

Lo recibieron la doctora Regla Luz Angulo Pardo, especialista II grado en Medicina General Integral, miembro del Comité Central del Partido y directora de este centro, y Milagro Piñar Martínez, trabajadora del área de alojamiento de la institución, con resultados meritorios en su trabajo y quien ha sido seleccionada en cincoocasiones como trabajadora destacada y vanguardia.

El contingente internacional de médicos especializados en el enfrentamiento de desastres y graves epidemias, Henry Reeve, fundado por Fidel hace 12 años, formó parte de los homenajeados.

Recibieron en su nombre un reconocimiento del Minsap la doctora Mercy María Boris, quien es médico especialista de primer grado de Ginecobstetricia, cumplió misión en Lesoto, Argelia e integró la brigada Henry Reeve que prestó ayuda solidaria al hermano pueblo de Perú en el 2017; y el doctor Ricardo Martínez Lizo, especialista en Medicina Interna y Terapia Intensiva, cumplió misión en Venezuela y como integrante de la brigada Henry Reeve en la República Árabe Saharaui, Haití y Perú, y la lucha contra el ébola en África occidental.

user-profile

Autor:

 

Compartir
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  

Comentarios

comentarios