Venezuela-Cuba vs COVID-19

Fuente: Brigada Médica Cubana en Venezuela.

En las calles de Caracas irrumpe un “ejército de batas blancas” que lucha contra un enemigo mundial, la COVID-19; Cuba y Venezuela fuertemente unidas libran una gran batalla frente a esta pandemia, con un plan especial de cerco epidemiológico por los barrios o en las instituciones de Salud, para al final lograr vencer al coronavirus.

Así los colaboradores de la Salud de Cuba pertenecientes al CDI Valle Guanape, estado Anzoátegui ─en una integración con los líderes comunitarios y estudiantes de Medicina Integral Comunitaria (MIC) ─ combaten a la COVID-19 a través de las pesquisas activas en las comunidades, casa a casa, para así poner de manifiesto sus valores internacionalistas y humanistas.

En ellos vibra la voluntariedad, la entrega, el ultraísmo, el internacionalismo y el humanismo

Y por otro lado, la Lic. Rosa Ramírez Cutiño está en la primera línea de enfrentamiento; ella es de esos rostros – por algunos de sus pacientes denominados ángeles de la vida- que se esconden detrás de un traje para dar esperanzas a sus pacientes; una valiente que cada día escribe páginas de gloria, humanismo y solidaridad en este hermano país, al salvar tantas vidas.

Como tanto otros profesionales de la Salud de Cuba, la Lic. Ramírez (Enfermera Intensivista) de la provincia Holguín, labora en el CDI Wilfredo Conejero, del municipio San Felipe, estado Yaracuy.

Como estos, son muchos los ejemplos que evidencian la lucha tenaz de Cuba y Venezuela contra la COVID-19; por eso con orgullo sus pueblos les dedican un mensaje de respecto, y les aconsejan que se cuiden y empleen las medidas de seguridad, como el lavado de las manos, uso de trajes especiales, caretas o nasobucos, entre otras; sobre todo, porque la salud de las personas depende de sus conocimientos y preparación.

 




Confima solidaridad con Cuba canciller de Santa Lucía

Castries, 26 jun (Prensa Latina) La ministra de Asuntos Exteriores de Santa Lucía, Sara Flood Beabrum, destacó hoy el papel de la brigada médica cubana Henry Reeve en el enfrentamiento a la Covid-19, ante las amenazas de Estados Unidos.
En comparecencia al canal de televisión Choice TV, la canciller expresó la gratitud con la cooperación y la amistad de la mayor de las Antillas, como respuesta a la interrogante sobre el proyecto de ley que sancionaría a los países que mantienen la colaboración médica cubana.

La titular de exteriores de Santa Lucía significó el respeto, la relación cercana y la ayuda de Cuba de diferentes maneras a su país, en particular la asistencia de un contingente médico de más de 100 especialistas para combatir la pandemia del nuevo coronavirus SARS-CoV-2.

En ese sentido, Flood Beabrum manifestó que la colaboración, en general, ha permitido la presencia de muchísimos profesionales cubanos de salud y a la vez la formación de jóvenes santalucenses como médicos en las instituciones de la mayor de las Antillas.

Ante la pretensión de Washington de sancionar la cooperación médica bilateral, señaló que era un tema sobre el que habrá un pronunciamiento común de la Comunidad del Caribe en su contra y aseguró que el gobierno de Santa Lucía mantendrá su solidaridad con Cuba.

Recordó que su país mantiene una posición consistente y repetitiva de rechazo al bloqueo de Estados Unidos, al apoyar la resolución en contra de esta política en la Asamblea General de las Naciones Unidas.

La ministra santalucense reiteró que ningún
colaborador de la salud ha sido objeto de trata de personas como intenta
hacer creer la administración estadounidense y comentó que en caso de
afectarse la cooperación médica, ‘no serían los cubanos los que
sufrirían, sino los países y los pueblos que necesitan de este apoyo’.

En su pronunciamiento, la canciller reafirmó su profundo agradecimiento por el apoyo cubano a lo largo de los años, al tiempo que recordó que siendo ella Ministra de Salud se realizó una importante colaboración bilateral en la esfera de la psiquiatría, que aún se mantiene.

A
este apoyo se suman otros ya otorgados anteriormente en Santa Lucía por
las agrupaciones de estudiantes graduados, Humanística de Solidaridad,
de Médicos y Dentistas y la Asociación Patriótica de Cubanos residentes
en esa nación caribeña.

npg/yma

(https://www.prensa-latina.cu/index.php?o=rn&id=377095&SEO=canciller-de-santa-lucia-ratifica-solidaridad-con-cuba)




En los cerros de Petare el joven Dannier cumple con su deber

En estos momentos, con el cambio que ha dado el mundo por la
pandemia, no presto mis servicios habituales, pero estoy cumpliendo con
la Revolución en labores de pesquisaje casa a casa y por su importancia
me siento orgulloso de estar cara a cara frente a este enemigo invisible
para derrotarlo.

Así piensa a sus 29 años de edad el tunero Dannier Ángel Luis Osorio,
quien, desde el 22 de julio de 2019, cumple misión solidaria y por
voluntad propia en el Centro de Diagnóstico Integral La Suiza, municipio
Sucre del Estado venezolano de Miranda, donde hasta la llegada de la
COVID-19 fungía como rehabilitador, muy a tono con la especialidad
estudiada.

«En casos como este, dice, el temor es natural, porque es uno
enfrenta un enemigo invisible, lo reitera, que puede estar hospedado en
cualquiera de la gente que visitamos todos los días. A ciencia cierta no
sabemos cuál puede estar infestado y cuál no, pero de eso se trata, de
distinguir enfermos y sanos y cortar la cadena de propagación. Ese es
nuestro objetivo».

Dannier reconoce la utilidad del cambio de labor y lo considera muy
importante, porque hay personas con síntomas que temen salir,
conscientes de que son una fuente potencial de contagio y tienen miedos
al rechazo de los demás.

«Nosotros llegamos a ellos en sus propios hogares y en casos
sospechosos seguimos el protocolo establecido de aislamiento seguro y
tratamiento eficiente», asegura.

«Algunos pobladores nos han manifestado que al principio de esta
batalla pensaban que los médicos cubanos no se les iban a acercar, pero
ya han cambiado de opinión gracias al comportamiento de todos los
colaboradores, incluso de otras misiones sociales que nos apoyan y
corren como valientes nuestra misma suerte».  

No le molesta ante esta urgencia sanitaria trastocar las rutinas
profesionales, aunque extraña a sus pacientes, sabe la trascendencia de
esta búsqueda incansable del Sars-CoV-2 como opción impostergable, pues
esta enfermedad no admite esperas: «Hay que salir a detectar al patógeno
esté donde esté y lo hacemos cumpliendo lo establecido en materia de
bioseguridad y el acompañamiento de los camaradas del Frente Francisco
de Miranda, milicianos y autoridades comunales que son los movilizadores
de los pobladores del barrio.

«El temor se desvanece, porque contamos con todos los medios
necesarios para protegernos y somos conscientes de que si observamos las
medidas de seguridad: distanciamiento social, uso del nasobuco,
guantes, gafas, batas, trajes de protección, lavado frecuente de las
manos…, ganamos esta pelea», nos dice. 

Antes del adiós, Dannier les pone nombres a las fuerzas,
aparentemente intangibles por la distancia, que lo animan en este
combate crucial contra un enemigo invisible en los cerros de Petare:

«Revolución Cubana, por la oportunidad para formarme; Edan Visto y
Ethan Daniel, mis dos parvulitos de un año de edad y de 52 días de
nacido, respectivamente, a quienes extraño muchísimo y me llenan de
motivos para seguir luchando aquí».

Ya en mi retirada, retoma la palabra para agradecer otra vez a la Revolución y al equipo médico que luchó durante dos meses por la supervivencia de Edan Visto que vino prematuramente a este mundo; y el acompañamiento de sus dos hermanos, la esposa Enayre y las dos familias que le dan tranquilidad para cumplir su misión.

( http://www.juventudrebelde.cu/internacionales/2020-06-17/un-joven-cubano-contra-la-covid-19-en-los-cerros-venezolanos-de-petare )




Ante las palabras de su presidente por ataques a la colaboración médica, el apoyo de la UCCM

Estados Unidos miente en su campaña contra la cooperación sanitaria internacional de Cuba, suscribió este 26 de junio el presidente Miguel Díaz-Canel.

En su cuenta en Twitter, el mandatario calificó de falsa, ilegítima y unilateral la lista sobre trata de personas en la que Washington incluye a la isla.

La ‘confusión’ descarada entre salvar personas y la trata de personas. El imperio miente y tratar de confundir, su falsa lista es ilegítima y unilateral, sin fuerza moral. No soportan el ejemplo de #Cuba. #SomosCuba #SalvamosVidas, dice el tuit del jefe de Estado cubano.

Antes el canciller Bruno Rodríguez aseguró que el país caribeño mantiene una política de tolerancia cero contra la trata de personas, en respuesta los recientes señalamientos de Estados Unidos sobre las misiones médicas de Cuba que prestan servicios en numerosos países.

Rodríguez rechazó la inclusión de su país en el informe anual del Departamento de Estado sobre la trata de personas y ratificó el desempeño ejemplar de la isla contra cualquier modalidad de ese flagelo.

La víspera el secretario de Estado, Mike Pompeo, y la asesora presidencial Ivanka Trump, presentaron el controvertido informe, que incluye a Cuba en la peor ubicación (nivel tres) y califica a las misiones médicas como un ejemplo de trabajo forzado.

Este anuncio coincide con la intensa campaña de la administración de Donald Trump contra la colaboración de personal sanitario cubano en el mundo, alegando supuestas violaciones en su tratamiento y pago.

En respuesta, la subdirectora para Estados Unidos del Ministerio de Relaciones Exteriores (Minrex) de Cuba, Johana Tablada, señaló que el lugar dado a su país en la lista constituye un acto político sin relación alguna con su desempeño.

El Departamento de Estado intenta enmascarar su desprecio racista y clasista contra los pueblos del Tercer Mundo al calificar la cooperación Sur-Sur como trata de personas, dijo, por su parte, Carlos Fernández de Cossio, director general para Estados Unidos del Ministerio de Relaciones Exteriores.

Los servicios médicos internacionales de Cuba salvan vidas y alivian enfermedades a millones de personas, añadió el funcionario.

(http://www.escambray.cu/2020/ee-uu-miente-sobre-colaboracion-medica-cubana-expresa-diaz-canel/)




Desde Togo un mensaje para la Perla del Sur

Desde Togo, en el África Subsahariana, la enfermera internacionalista cienfueguera Yanelis Del Valle Aguilera envía un mensaje a Ildefonso Igorra López, redactor jefe de la Editora 5 de Septiembre.

“¡Saludos, Ildefonso! El 13 de abril llegamos a Togo, a la 1:00 de la mañana. El ministro de Salud y varios miembros de la presidencia, recibieron en el aeropuerto a nuestra Brigada Henry Reeve, que está compuesta por once miembros, de los cuales, solo tres somos personal de Enfermería. Quiero destacar que somos la primera misión médica de Cuba en este país”.

“Trabajamos en el hospital regional de Lome, la capital, junto con
los médicos togoleses, enfrentando la pandemia de la Covid-19. Tenemos
todos los medios de protección, pues este centro asistencial está muy
bien equipado. El grupo entero hace las visitas y los enfermeros
cumplimos con los medicamentos y demás procederes. Asimismo, discutimos
los casos, pues se refieren a nosotros como expertos. Somos tratados muy
bien los médicos, y los pacientes son personas nobles, amables, muy
cariñosas.

“Cuando llegamos habían pocos casos, posteriormente hubo un pico y
desde el pasado lunes 22, por ejemplo, no hay nuevos contagios, por lo
que hemos ayudado durante todo el proceso. En estos momentos damos más
altas que ingresos. La mayoría de los casos son asintomáticos.

“En Togo se habla francés, por lo que tenemos tres médicos togoleses,
graduados en Cuba, que se sumaron a esta tarea de la batalla contra la
Covid-19 y nos sirven de traductores en el hospital.

“La comunicación nunca ha sido una barrera. Por otro lado, nuestro jefe de brigada habla muy bien el francés.

“Igorra, por último decirte que en este país hay otras enfermedades más mortíferas que la Covid-19, como el paludismo”. #CubaSalva

Carga a la pequeña Liyi, de solo 9 meses, quien se encuentra ingresada ( aunque todas las pruebas de PCR siempre le han dado negativas a la niña) junto a su madre, contagiada con la Covid-19 y bajo tratamiento.

La licenciada perlasureña junto a dos pacientes togolesas dadas de alta.

Atendiendo a un paciente togolés con la Covid-19.

Con el Equipo de Protección Personal (EPP), a la entrada de la Zona Roja del hospital./Fotos: cortesía de Yanelis

( http://www.5septiembre.cu/cienfuegos-tambien-enfrenta-la-covid-19-africa-subsahariana/ )




Evidentes coincidencias de dos galenos de Camagüey en tierra angolana

Da gusto conocer —en este caso vía Internet— a personas especiales, sobre todo en tiempos de la COVID-19. Estos son los doctores Ariel Bernat Pérez, de 46 años de edad y Pedro Sánchez Tamayo, de 54 años, ambos especialistas en Medicina General Integral (MGI), ostentan la categoría docente de Profesor Asistente y laboran en la policlínica docente Previsora.

Pero ahí no quedan las coincidencias de estos galenos porque los dos han cumplido cuatro misiones internacionalistas, contando la de ahora, en Angola. El primero dejó huellas de buen hacer en Venezuela (cinco años), San Vicente y las Granadinas (tres años) y Brasil (un año); y el segundo en Venezuela (cuatro años), Honduras (dos años) y Brasil (dos años).

DETALLES ACTUALES…

El 10 de marzo, día en que la Organización Mundial de la Salud (OMS) declaró como pandemia la COVID-19, el Dr. Bernat Pérez arribó a Angola como integrante de la Brigada Henry Reeve, preparada para enfrentar situaciones de desastre y grandes epidemias, específicamente en la provincia de Zaire, municipio N’Zeto.

A pesar de que no se han detectado casos de la COVID-19 allí, capacitan al
personal médico del sitio para enfrentar el coronavirus en caso necesario. Él
permanecerá por tres años en esa región africana con vistas a formar
especialistas en Medicina General Familiar.

En estos momentos —dijo— trabajo en el hospital municipal de N’Zeto, en el servicio de Urgencia como de Medicina interna. Además realizo pases de visita a los enfermos ingresados, lo mismo niños que adultos, de conjunto con personal médico y de enfermería de este país, e incluso, en las discusiones de casos para ser remitidos a otras instancias, e igual, desde el punto de vista docente”.

El Profesor Pedro Sánchez también forma parte de la Brigada Henry Reeve que llegó a Luanda, capital de Angola, el 10 de abril.

El docente Sánchez dijo: “En la etapa pospandemia permaneceré por dos años más en esta nación porque integro un grupo de profesores que iniciaremos un programa de formación de especialistas angolanos en Medicina Familiar, para así contribuir a mejorar el cuadro de salud de este país al que nos unen lazos de hermandad desde hace mucho. Hoy aquí hay altos índices de morbimortalidad por enfermedades infectocontagiosas, como el paludismo en todas sus formas de presentación, incluso, el paludismo grave con anemia intensa y neuropaludismo.

“Además —agregó— la fiebre tifoidea, enfermedades respiratorias, diarreicas, parasitismo intestinal, desnutrición proteico energética, entre otros padecimientos”.

El doctor Pedro está ubicado en otro municipio de Zaire, en Tomboco, y comenta que hasta el momento, en que laboran en la pesquisa activa de casos sospechosos de la COVID-19, no se han detectado personas positivas. “Y no descuidamos, aseveró, la promoción y educación para la salud, mediante actualizaciones constantes de esa y otras enfermedades que mencioné, con el añadido de la capacitación al personal angolano, sin dejar de ofrecer asistencia directa a los ingresados en el hospital municipal, muchos de estos con dolencias muy complicadas”.

(http://www.adelante.cu/index.php/es/a-fondo/25-entrevistas/20625-logro-comun-de-dos-galenos-de-camaguey-en-angola)