BMC en Guinea Conakry: Polihidramnios, vivencia del Ginecobstetra de la Región de Faranah.

Foto 1 Embarazada con Polihidramnios. Cortesia del Dr Jorge Luis Santiago.
Fuente.Brigada Médica en Guinea Conakry.

El Dr. Jorge Luis Santiago Zulueta es uno de los Ginecobstetra de la
Brigada Médica Cubana en Guinea Conakry que labora hace más de un año en la Región
de Faranah y está consagrado a los principios de la medicina cubana en la
atención a la mujer Embarazada y sus complicaciones. Faranah se encuentra en el
centro-este del país, la distancia de la Capital a la región es de 462 km con
un tiempo estimado de viaje de 12h teniendo en cuenta el estado de la
carretera.

POLIHIDRAMNIOS.

 Resumen

Polihidramnios es un término médico que se refiere a
la presencia excesiva o aumento de
líquido amniótico—por lo general mayor a los 2 litros o un índice de líquido amniótico >18 mm—alrededor
del
feto antes de
que este nazca. La alteración puede ocurrir cuando el feto no puede tragar la
cantidad normal o suficiente de líquido amniótico o debido a diversos problemas
gastrointestinales, cerebrales o del sistema nervioso (neurológicos) o de otro
tipo de causas relacionadas con el aumento en la producción de líquido como
cierto trastorno pulmonar del feto.

Definición

Polihidramnios es la acumulación excesiva de líquido amniótico, que rodea
al bebé en el útero durante el embarazo y ocurre en alrededor del 1 o
2 por ciento de los embarazos.

La mayoría de los casos son leves y se deben a una acumulación gradual de
líquido amniótico durante la segunda mitad del embarazo.

Síntomas

Los síntomas se producen cuando se ejerce presión dentro del útero y en los
órganos cercanos.

El Polihidramnios leve puede provocar pocos signos o síntomas, si es que
provoca alguno.

El Polihidramnios grave puede provocar lo siguiente: Falta de aire o incapacidad para respirar, inflamación de
las extremidades inferiores y la pared abdominal, contracciones uterinas, posición
fetal anómala, como presentación de nalgas.

El proveedor de atención médica también puede sospechar de Polihidramnios
si tienes el útero excesivamente dilatado y tiene dificultad para sentir al
bebé.

Causas

Un defecto de nacimiento que afecta el tubo gastrointestinal o el sistema
nervioso central del bebé, Diabetes de la madre, Transfusión feto-fetal: una
posible complicación de los embarazos de gemelos idénticos por la que uno de
los gemelos recibe demasiada sangre y el otro no, una cantidad insuficiente de
glóbulos rojos del bebé (anemia fetal), incompatibilidad de los grupos
sanguíneos del bebé e infecciones de la madre durante el embarazo.

Con frecuencia, sin embargo, la causa del polihidramnios no está bien
definida.

Complicaciones

El polihidramnios se asocia a lo siguiente:

Nacimiento prematuro, rotura prematura de membranas: cuando rompes la bolsa
de manera temprana, desprendimiento de placenta: cuando la placenta se despega
de la pared interna del útero antes del parto, prolapso del cordón umbilical:
cuando el cordón umbilical desciende dentro de la vagina por delante del bebé, parto
por cesárea, muerte fetal y sangrado intenso debido a la falta de tono muscular
uterino después del parto.

Cuanto antes comience el polihidramnios en el embarazo y cuanto mayor sea
la cantidad de líquido amniótico excesivo, mayor será el riesgo de tener
complicaciones.

Vivencia.

El
paciente que nosotros asistimos fue una paciente de 30 años de edad (Foto 1 y 2
) que llega al servicio con embarazo aparentemente a término refiriendo falta
de aire, dificultad para la marcha, además de no soportar el decúbito supino y
aumento de volumen de los miembros inferiores.

Examen Físico

Mucosas
hipocoloreadas.

TCS.
Edemas en miembros inferiores.

Aparato Cardiorrespiratorio
normal.

Abdomen.
AU 49 cm, no se puede precisar presentación y foco fetal por la gran cantidad
de líquido que presenta.

Se
discute el caso y se decide interrupción del embarazo por vía cesárea
encontrando gran cantidad de líquido amniótico, se obtiene recién nacido vivo
con buen apgar, no presencia de malformaciones externas.

Como complicación
hubo atonía uterina que resuelve con tratamiento.

Dos días
después el recién nacido presenta síntomas digestivos (regurgitación de la
leche materna) se valora con pediatría planteando una posible malformación
congénita digestiva, 24 horas después fallece.

No
pudimos tener un diagnóstico especifico que pudiera explicar la muerte del
recién nacido pero estuvieron presente los síntomas específicos que aparecen en
el polihidramnio, así como las complicaciones.

Foto 2 Embarazada con Polihidramnios.Cortesia del Dr Jorge Luis Santiago
Fuente : Brigada Médica en Guinea Conakry.

Publicación
del Dr. Jorge Luis Santiago Zulueta

Publicado
por el Dr. Silvio Andrés Cuellar Capote.

Guinea
Conakry, 29 de Octubre del año 2019.




¿Qué ha logrado el Gobierno de Evo Morales en materia económica?

Tras una década de Gobierno, en Bolivia se resaltan los logros alcanzados en materia económica gracias a la política progresista del líder del Movimiento Al Socialismo (MAS)

El presidente del Estado Plurinacional de Bolivia, Evo Morales, fue
reelecto para un nuevo mandato por los próximos cinco años, en los que
tendrá la oportunidad de seguir ampliando la lista de logros que han
permitido el avance de su nación desde 2006, según informó Telesur.

Tras una década de Gobierno del presidente Morales, en el país
suramericano se resaltan los logros alcanzados en materia económica,
gracias a la política progresista y soberana del líder del Movimiento Al
Socialismo (MAS).

Según los últimos reportes de la Comisión Económica para América
Latina y el Caribe (Cepal), la economía boliviana se incrementó un
promedio de 4,9 por ciento cada año, por lo que se convirtió en el país
suramericano que más incrementó su Producto Interno Bruto (PIB) durante
2018, con 4,2 por ciento de aumento.

Asimismo, las políticas de Morales han significado una mejoría para
los sectores más vulnerables de la nación, reduciendo la pobreza en la
nación en un 25 por ciento y la pobreza extrema en 23 por ciento desde
2006.

Según los últimos reportes de la Comisión Económica para América
Latina y el Caribe (Cepal), la economía boliviana se incrementó un
promedio de 4,9 por ciento cada año, por lo que se convirtió en el país
suramericano que más incrementó su Producto Interno Bruto (PIB) durante
2018, con 4,2 por ciento de aumento.

Asimismo, las políticas de Morales han significado una mejoría para
los sectores más vulnerables de la nación, reduciendo la pobreza en la
nación en un 25 por ciento y la pobreza extrema en 23 por ciento desde
2006.

El mayor acierto del mandatario boliviano reelecto en los últimos
comicios, fue el crecimiento inclusivo que permitió el acceso de las
personas con menos recursos a oportunidades en sectores como la salud y
la educación.

En este sentido, la tasa de analfabetismo pasó del 13,3 por ciento en
2006 al 4,7 por ciento en 2008. Incluso, consiguió un mínimo histórico
en 2018, al cerrar en un 2,4 por ciento.

Las políticas el presidente Morales han derivado en consecuciones
fructíferas para la nación en estos 13 años gracias a un viraje del
modelo socioeconómico, que dejó atrás el sistema capitalista mediante el
desarrollo de políticas inclusivas y la conservación de los recursos
naturales.




Cómo eligen morir los médicos y qué podemos aprender sobre ello

En 2011, un médico se hizo famoso por asegurar que sus compañeros
fallecen con menos tratamientos agresivos, más tranquilos y con menos
dolor que el resto de la gente. Tiempo después, los estudios le han
quitado la razón. Morir es difícil para todos. Los
especialistas claman por que la calidad de la muerte sea un valor social
y por un refuerzo radical de los servicios de dependencia y cuidados
paliativos.

Con qué esfuerzos y dolores venimos a este mundo no lo sabemos, pero no suele ser cosa fácil salir de él.    Sir Thomas Browne. (La religión de un médico)

No es un tema frecuente de conversación, pero los médicos mueren
también. Y no lo hacen como el resto de nosotros. Lo que resulta inusual
en ellos no está en cuántos tratamientos reciben en comparación con el
resto, sino en cuántos menos. Debido a todo el tiempo que pasan evitando
las muertes de otros, tienden a estar bastante serenos cuando se
enfrentan a su propia muerte. Saben exactamente lo que va a pasar,
conocen las opciones y generalmente tienen acceso a cualquier tipo de
tratamiento que quieran. Pero se van con suavidad.

Esto era lo que decía en 2011 Ken Murray, un médico de familia de Los Ángeles ya retirado. Lo hizo en un artículo que tituló Cómo mueren los médicos
(No es como el resto de nosotros, pero debería ser así) y en el que
también decía: Por supuesto, los médicos no quieren morir, quieren
vivir. Pero saben lo suficiente de la medicina moderna como para conocer
sus límites. Y saben lo suficiente sobre la muerte para saber qué es a
lo que más teme la gente: a morir con dolor y a morir solo.

Ese texto no dejó de compartirse y republicarse en los años siguientes, dando lugar a discusiones sobre por qué los médicos administran tratamientos a enfermos moribundos que rechazarían firmemente para ellos mismos.

Cuando se pregunta a médicos sanos por los tratamientos que querrían
al final de sus vidas, eligen menos que el resto de los mortales.

Su impresión era personal, a raíz de sus propias experiencias y
ejemplificada en la de un amigo médico que fue diagnosticado de cáncer
de páncreas. El cirujano que lo atendió le habló de una nueva técnica
que mejoraba moderadamente la expectativa de seguir vivo a los cinco
años, pero a cambio de una considerable peor calidad de vida. Él rechazó
el tratamiento, decidió irse a su casa a pasar más tiempo con su
familia y allí murió, sin volver al hospital.

Después de su artículo se hicieron estudios objetivos y los datos
contradijeron a Murray. Cuando se pregunta a personas sanas por el tipo y
cantidad de tratamientos que querrían si estuvieran próximas a la
muerte, los médicos tienen claro que prefieren muchos menos.

Sin embargo, un trabajo
en 2016 analizó las muertes de más de 200 000 ciudadanos de Estados
Unidos, incluyendo a casi 10 000 médicos. Aunque estos usaron un poco
más los cuidados paliativos, pasaron el mismo tiempo en el hospital
durante sus últimos meses que el resto de la gente, incluso algo más en
cuidados intensivos.

Otro trabajo del mismo año
con 600 000 personas sí vio que los médicos morían algo menos en el
hospital, pero apenas un 4 % menos, y muchas de las diferencias tenían
que ver más con el nivel socioeconómico que con la profesión.

¿Hay alguna diferencia en cómo viven los médicos la
enfermedad y la muerte? ¿Qué supone el contacto continuado con ambas en
sus propias vidas? ¿Por qué es tan difícil morir bien? ¿Qué es, al fin y
al cabo, morir bien?

Persiguiendo a la muerte

Yo me había metido en esta profesión en parte persiguiendo a la
muerte: para comprenderla, para desvelarla, para mirarla a los ojos sin
pestañear (…) Pero durante la residencia estaba poniéndose de manifiesto
poco a poco otra cosa. Yo todavía no estaba con los enfermos en tales
momentos críticos, solo estaba presente en esos momentos críticos. Veía
un montón de sufrimiento; peor aún: me habitué a él.

Estas líneas las escribió el neurocirujano Paul Kalanithi en su libro Recuerda que vas a morir. Vive (When breath becomes air)
poco después de que se le diagnosticara un cáncer de pulmón fatal en
2013, con 36 años. Kalanithi recuerda su relación continua con la muerte
y describe cómo la vive cuando le toca enfrentarse a ella en persona.
Quizá los médicos estén mejor preparados para ello.

La muerte, para mí tan familiar en mi trabajo, estaba haciéndome
ahora una visita personal (…) y, sin embargo, no había en ella nada
reconocible
, escribía el neurocirujano Paul Kalanithi

Diría que no hay una tendencia clara, responde Agustina Sirgo,
psicooncóloga en el Hospital Sant Joan de Reus y presidenta de la Sociedad Española de Psicooncología. No hay estudios al respecto, y serían muy interesantes, pero mi impresión personal es que no, continúa.

Quizá la primera capa de discurso, la primera reacción pueda ser
diferente, a veces a través de un escapismo científico, tecnológico,
pero al fin y al cabo el núcleo del médico es un ser humano al que la
profesión puede servirle o no. La cuestión no es la cantidad de relación
con la muerte, sino el impacto que produce y cómo se reacciona ante
ella. Muchas personas no relacionadas con la sanidad pueden tener esas
experiencias e incorporarlas a su favor, añade Sirgo.

No sabría decir, reconoce Fernando Marín, médico especializado en cuidados paliativos y presidente de la asociación Derecho a Morir Dignamente (DMD), mi impresión es que depende de la persona y de su forma de pensar, de sus miedos y experiencias cercanas previas.

La sensación de Marcos Gómez, presidente de honor de la Sociedad Española de Cuidados Paliativos (SECPAL)
y uno de los impulsores de esta disciplina en España, es que no hay
grandes diferencias. Yo no sé qué pasará cuando me toque, aunque sí
diría que ahora mismo, con la experiencia, tengo menos miedo.

Unas pocas páginas más adelante, una vez conocido el diagnóstico de
su tumor en el pulmón, y como respondiendo personalmente a la duda de
Marcos Gómez, Kalanithi escribe: La muerte, para mí tan familiar en mi
trabajo, estaba haciéndome ahora una visita personal. Aquí estábamos: al
fin cara a cara y, sin embargo, no había en ella nada reconocible.

No lo había en buena medida porque, a pesar de la relación continua
con los enfermos, no te haces una idea ni de los pequeños detalles:
cuando te ponen una vía intravenosa, por ejemplo, notas un sabor salado
en cuanto empiezan a administrarte el suero. Me dicen que eso le pasa a
todo el mundo pero, aunque yo llevaba once años ejerciendo la medicina,
nunca lo había sabido. (…)  Simplemente, un dolor de espalda atroz puede
moldear una identidad, narra Kalanithi.

¿Hay entonces alguna forma de estar, desde la salud, preparado para la muerte?

Asumiendo, como dijeron en su día Cicerón y Montaigne, que filosofar
es aprender a morir, el médico irlandés Seamus O´Mahoney escribió un
artículo preguntándose si los  filósofos morían mejor que los médicos.

La conclusión es que no lo hacen especialmente bien, en general. De
ahí que su opción sea la de olvidarla hasta que esta esté cerca y sea
visible, que prefiera pensar en qué cocinará para cenar. Otra forma de
planteárselo es el de tenerla presente como un rumor que no interfiera
en los días, pero que permita reconocerla al acercarse.

Puede que esa sea una opción, apunta Sirgo, pero teniendo en cuenta
que pensar demasiado en ella enlata la vida y que hasta ese momento
nadie sabe cómo reaccionará. El aquí y ahora será el de ese momento.

Justo antes de morir, Tolstoi dijo que no entiendo qué se supone que he de hacer. Anatole Broyard. Ebrio de enfermedad.

Anatole Broyard fue un crítico literario al que en 1989 le
diagnosticaron un cáncer de próstata avanzado. Su reacción fue extraña y
particular, y la incluyó en un eléctrico libro titulado Ebrio de enfermedad. Me
pareció que mi existencia había adquirido su propio sistema métrico,
como sucede en la poesía o en los taxis (…) En esta fase me encuentro
encandilado con mi cáncer. Es algo que apesta a revelación. Esa reacción
no es habitual, pero da cuenta
de la variedad de formas de afrontar la enfermedad y de que no haya una forma exacta para describir qué es morir bien, aunque para Marín podría resumirse en morir como tú quieres.

Lo que parece claro es que morimos peor de lo que deberíamos. Por
ejemplo, hasta el 25 % de los enfermos con cáncer avanzado recibe
tratamientos agresivos al final de su vida, definidos objetivamente,
señala Marín. Sin ir más lejos, en una muestra de 1 001 enfermos del Hospital Universitario de Santiago de Compostela, el 19 % recibió dosis de quimioterapia en los últimos cinco días de vida.

La calidad de muerte no es un valor social, prosigue Marín, quien se
alarma al explicar que el 25 % de los médicos no sabe siquiera si el
testamento vital está regulado, que es casi como decir que desconocen la
insulina.

Los hospitales están construidos para diagnosticar y curar. En ellos
la muerte es una intrusa, asegura Marcos Gómez. Una prueba de ello sería
el hecho de que hasta la mitad de las universidades españolas no
ofrecen ni siquiera la asignatura de cuidados paliativos, y a nivel
hospitalario estamos en el puesto 31 de 49 en la Unión Europea en esta
materia. Esto, según Gómez, implica que 75 000 personas mueren cada año
en España con un sufrimiento que sería evitable, entre ellas 1 100
niños”. Los paliativos no son un fin en sí mismo, pero sí un medio para
morir bien, completa Marín.

La imagen con la que se ha comparado a veces la sanidad al final de
la vida es la de un tren que avanza con la inercia de la curación y del
que es muy difícil saltar. Eso, junto con el hecho de que las personas
cambiamos de pensamiento en momentos de desesperación, podría explicar
por qué ni siquiera los médicos mueren mejor, razona Sirgo.

Ahora mismo en España son diez las comunidades autónomas que tienen
una ley específica de muerte digna, pero en realidad hay una falta de
voluntad política, critica Marín. Se trata de una ley básicamente
pedagógica, un catálogo de buenas intenciones. En la práctica real no
hay diferencias entra quienes la han adoptado y quienes no lo han hecho.

Lo que se pide es una ley acompañada de presupuestos que permita
aumentar las unidades de paliativos y diseñar planes adecuados a cada
lugar, darle mucha más importancia al valor del testamento vital y al
derecho a morir en una habitación individual, añade.

También insiste en mejorar los servicios de asistencia domiciliaria,
porque la casa de cada uno es el sitio preferido para morir. Y el más
barato, completa Gómez, para quien ahora mismo la forma de morir es casi
una cuestión de suerte que depende de la región, del hospital y, en
última instancia, de la unidad que a uno le toque. Tiene claro que no
puede ser que resulte más fácil programar una operación que una ayuda
para darles de comer y asearse en su propia casa.

Los conflictos éticos

Lo que un enfermo crítico necesita, sobre todo, es que le entiendan. Morir es un malentendido que es preciso aclarar antes del fin. Anatole Broyard. ‘Ebrio de enfermedad’.

Ocultar información al enfermo es una irresponsabilidad que dificulta
el proceso de morir bien. No existe el derecho a no conocer, dice Marín

En La muerte de Ivan Ilyich, la novela de Tolstoi, lo que más
atormentaba al protagonista era la pretensión, la mentira, que por
alguna razón todos mantenían, de que estaba simplemente enfermo y no
muriéndose. Este fenómeno, que se ha dado en llamar la conspiración del
silencio, afecta al 50 % de las situaciones en cuidados paliativos,
explica Marín. Sucede en gran medida por las familias, que en general
actúan con la buena intención de proteger al enfermo. Pero también por
los médicos, para los que muchas veces no supone una prioridad y a los
que deja en una posición más cómoda. Sin embargo, se trata de una
irresponsabilidad que dificulta el proceso de morir bien. Aunque hay
gente que no esté de acuerdo, no existe el derecho a no conocer.

Para Marcos Gómez hay un problema gravísimo de comunicación. Es una
cuestión a veces de falta de tiempo, pero también de formación. A los
médicos no nos han enseñado, y es un acto médico no solo importantísimo,
sino posiblemente también el más difícil. Un acto que, según Sirgo,
debe hacerse con el tiempo, el respeto y la generosidad adecuados. Y sin
prejuicios por ambas partes. Kalanithi tuvo suerte con quien lo
atendió, y describió así un momento de esa etapa, juntos.

Ahí estábamos, el médico y el enfermo, unidos en una relación que
a veces adopta un tono magistral y otras veces, como ahora, no era ni
más ni menos que la relación de dos personas que se acurrucan juntas
mientras una de ellas se enfrenta al abismo.

Esa era asimismo la búsqueda de Broyard, la de alguien que sea capaz
de ir más allá de la ciencia y llegar a la persona… capaz de imaginar la
soledad en la que viven los enfermos críticos, porque no veía que haya
razón por la cual tenga que dejar de ser un médico para ser un ser
humano amateur.

En esa relación al final de la vida aparecen también otro tipo de
conflictos, como el de la posible inducción de la muerte llegado el
momento y el caso. Hay una fina línea, para algunos, muy importante,
entre una sedación paliativa no intermitente y una eutanasia activa.

La eutanasia podría ser un recurso para aproximadamente el 3 % de
nosotros, para hasta el 50 % vamos a necesitar cuidados paliativos,
lamenta Gómez.

La primera consiste en dormir al enfermo con la posibilidad añadida
de interrumpir su nutrición e hidratación, lo que lleva en un tiempo
breve hasta la muerte. Algo que se hace más veces de lo que se dice,
afirma Marín. En la segunda se administra una dosis letal de alguna
sustancia, que es lo que provoca directamente el fallecimiento.
Deontológicamente es algo muy diferente, sostiene Gómez, quien, al
contrario que Marín, se opone a esta segunda práctica.

Gómez prefiere poner el foco en la absoluta necesidad de mejorar los
cuidados paliativos y la atención al final de la vida. Poner el foco en
la eutanasia es como construir la casa por el tejado. Cada día se mueren
cien personas en España esperando la ayuda a la dependencia a la que
tienen derecho. La eutanasia podría ser un recurso para aproximadamente
el 3 % de nosotros, para hasta el 50 % vamos a necesitar cuidados
paliativos, lamenta con estupor.

Aunque se opone a la eutanasia, se le pregunta por su opinión sobre el último caso mediático,
el del hombre ahora imputado que ayudó a morir a su mujer, enferma de
esclerosis múltiple. ¡Es que yo igual hubiera hecho lo mismo!, grita
Gómez. ¡Llevaban diez años solicitando una residencia, ahí está la
vergüenza!.

El epílogo del libro de Kalanithi lo escribe su mujer, poco después
de su muerte en 2015. Recoge que sucedió en casa, sin encarnizamientos
médicos, controlando los síntomas: Él sabía que nunca estaría solo, que
no sufriría de modo innecesario.

A Paul Kalanithi , médico ciifujano, le diagnosticaran un cáncer
incurable en mayo de 2013, su bebé Cady, nació después del diagnóstico
de su padre.

El médico murió en su casa en marzo de 2015, cuando Cady tenía ocho
meses. Su testimonio de esos años sobrecogió a enfermos y a colegas de
profesión.




Las aspirinas podrían hacer más que solo disminuir el dolor de cabeza

En la medicina moderna, las aspirinas son prácticamente un lugar
común. En la actualidad, su uso está tan subestimado que no se presta
mucha atención al mismo. De hecho, debido a los pocos efectos adversos
que se cree que puede tener para la salud, son pocas las ocasiones que
la ciencia ha dedicado a estudiarla a profundidad.

Pero, ¿y si fuera al revés? Es posible que durante años hayamos
tenido una herramienta para combatir los efectos de la polución en
nuestro organismo y la hayamos ignorado olímpicamente. Después de todo,
esta ha sido encasillada simplemente como un medicamento de fácil
adquisición que sirve para quitar la jaqueca.

Para los investigadores de la Escuela de Salud Pública de la
Universidad de Columbia esta se trató de una incógnita que merecía una
respuesta. Por ello, se dedicaron a realizar una investigación que les
permitiera determinar si estas tenían efectos adicionales,  ya hasta
ahora desconocidos en nuestro cuerpo.

Analizaron todos los factores que podían influir en los individuos estudiados

Para poder realizar un estudio como este, el equipo de investigación
tomó los testimonios de más de 3 000 individuos. Entre la información
que estos tuvieron que facilitar no solo se encontró la regularidad de
su uso de aspirinas, sino la cantidad de exposición que tuvieron a la
polución y detalles determinantes de la salud de su sistema
respiratorio, como el hecho de ser o no fumadores.

Asimismo, estos luego fueron sometidos a una prueba con la que podía
determinarse la salud actual de sus pulmones. Cabe destacar que la edad
promedio de estos miles de participantes fue de unos 73 años, por lo que
fue posible analizar la incidencia de los efectos de la aspirina en el
sistema respiratorio tanto a corto como a largo plazo.

Las aspirinas podrían hacer más que solo disminuir el dolor de cabeza

Los resultados de la investigación revelaron que las aspirinas
podrían tener un rol fundamental en la disminución de los problemas
originados por el aire contaminado por la polución. En la mayoría de los
casos, los individuos que reportaron haber usado aspirinas regularmente
durante su vida, gozaban de pulmones más sanos que aquellos que no.

Los investigadores aclararon que la mayoría de los sujetos de prueba
del estudio utilizaban aspirinas. Por lo que, solo se pudieron detectar
los beneficios de esta variante en el organismo. Sin embargo, ninguno
descarta que otros tipos de fármacos antiinflamatorios no esteroideos
también puedan a llegar a tener efectos similares en el organismo. De
hecho, recalcan que también se han realizado estudios en los que otros
componentes como la vitamina B12 ha demostrado tener beneficios muy
similares a los de la aspirina en la salud del organismo.

¿Estamos protegidos contra la polución entonces?

No. Esta es una respuesta rotunda. El consumo de aspirinas claramente
ayudó a disminuir los efectos negativos de esta a corto plazo. Sin
embargo, ello no implica que la persona se encontrara completamente
protegida o que no corriera riesgo de sufrir alguna enfermedad a causa
de una alta exposición a la misma.

Por ello, de ser posible, lo mejor es reducir al mínimo la cantidad
de interacciones que se tengan con el aire contaminado. Esta es la única
y definitiva manera de mantener a nuestro cuerpo y pulmones
verdaderamente sanos.




El laboratorio de la pobreza

Tres economistas han estudiado comunidades pobres con métodos de otras ciencias, y han logrado resultados asombrosos

Las últimas noticias sobre los premios Nobel han seguido trayendo
buenos debates de la mano. El premio de Economía, en especial, ha
recaído este lunes sobre tres investigadores que han intentado hallar
pequeños y aleatorios remedios contra un mal generalizado: la pobreza.

Pero si se cree que por pequeños, se trata de remedios vanos, ahí
está el mayor error. En realidad, se trata de un trabajo continuado en
que los tres economista, de manera aislada, han ido estudiando
estrategias de desarrollo factibles en contextos específicos.

El indio Abhijit Banerjee, la francesa Esther Duflo y el
estadounidense Michael Kremer son los dueños de la carrera ganadora.
Pero el comitpe de la Real Academia de Ciencias sueca no los premió
precisamente porque sus causas sean tan humanas, sino porque en su
lucha, han empleado metodologías científicas rigurosas y originalmente
aplicadas.

HACER ECONOMÍA COMO SE HACE LA QUÍMICA

Según explicó el comité, los tres investigadores recibieron el
reconocimiento por «su enfoque experimental para aliviar la pobreza
global».

La academia reconoció el trabajo para luchar contra la pobreza
global, concentrándose en aspectos «concretos». Para entender qué
quieren decir con eso de experimentales, o concretos, imaginemos que
estos economistas no han dudado en usar la aplicación de sus estrategias
con métodos similares a los de otras ciencias, como el monitoreo de los
resultados en muestras poblacionales, a la manera de los estudios de
Medicina, por ejemplo.

En una entrevista concedida al diario español El país en el año 2016,
la francesa Esther Duflo explicaba que luchaba por cambiar el mundo de
un modo algo sui géneris: precisamente, utilizando pruebas aleatorias
controladas, muy parecidas a los ensayos clínicos.

 «La medicina selecciona aleatoriamente a personas para que se tomen
el fármaco y forma dos grupos. Si al final se encuentra alguna
diferencia entre ellos se sabrá que se debe al medicamento. Lo que
hacemos con las políticas sociales es muy parecido. Imagina que quieres
probar cuál es el impacto de introducir tabletas en los colegios. Lo que
tienes que hacer es seleccionar aleatoriamente un grupo de escuelas en
las que los niños recibirán las tabletas y otro grupo en el que no. Si
comparas la evolución de ambos grupos, sabrás cuál es el efecto del
programa».

En 2003, junto a los otros dos premiados, Duflo fundó el laboratorio
de la pobreza (J-PAL), que es hoy una red de 136 economistas dedicada a
investigar y evaluar programas a base de pruebas aleatorias y monitoreo
de largo plazo en diferentes países del mundo (América Latina incluida).

J-Pal hace un símil con el negocio de la tecnología donde todo el
tiempo se está buscando optimizar la vía para hacer los productos más
baratos y eficientes. Pero aquí se trata de políticas sociales.

En Kenia, por ejemplo, hicieron el siguiente ejercicio: cuántos años
adicionales de estudio se logran al invertir 100 dólares en distintas
políticas. El resultado sostuvo que al inyectar los recursos en mejores
docentes, becas y uniformes, se logran tres años más de estudio, pero si
se

invierten en informar y concientizar sobre los beneficios de la educación, se logran 40 años más.

Entre otras soluciones económicas que estos profesionales han
descubierto y aplicado destacan, por ejemplo, la estrategia de que con
un kilo de lentejas gratis para las familias la tasa de vacunación se
multiplicaba por seis. O que dar una vaca a los que sufren pobreza
extrema y enseñarles a cuidarla en lugar de consumirla, mejoraba
notablemente su situación económica al cabo de los tres años.

Los resultados son apoyados por datos estadísticos en estudios de
campo, no tan solo por aseveraciones teóricas. Y el tercer paso del
ciclo, convierte sus estudios en verdaderas joyas cientpificas: el
equipo ejerce presión para que las estrategias lleguen a convertirse en
políticas de gobierno.

De esa manera, la Academia sueca lo reconoció este lunes, han ayudado
a más de cinco millones de niños pobres con ideas prácticas y
contextualizadas.

 Por si fuera poco, en estas estrategias contra la pobreza no se
queda lejos el rigor científico: «Los experimentos tardan lo que tarde
en aplicarse un programa. En algunos casos hemos estado siguiendo a
gente durante 10 años.», explicaba Esther Duflo en la entrevista citada.

VIVIR EN LA POBREZA PARA ENTENDERLA

Los economistas premiados suelen realizar lo que bien podría
calificarse como «viajes misioneros», pero en un concepto que combina el
altruismo con la ciencia más precisa.

Una primera inmersión en la sociedad que estudian les asegura
comprender el problema y sus factores específicos, lejos de los fríos
laboratorios, y en medio de la cotidianidad de la gente.

«No creo que fuera posible hacer un buen trabajo sin pasar tiempo en
los países en desarrollo. No soy la única economista de mi campo que lo
hace», ha explicado Duflo, quien es además la segunda mujer que logra
este galardón en la historia del premio.

Otro ejemplo de esa asociación con el medio ha sido la trascendencia
de este laboratorio en India. El experimento para reducir el absentismo
escolar, el más famoso del grupo de economistas, aumentó el número de
niños en las aulas de manera drástica.

«Lo más efectivo y más barato para que más niños vayan a la escuela
es darles una pastilla que les quite los parásitos intestinales», ha
asegurado Duflo en 2016.

«Unos 600 millones de niños en edad escolar están infectados con
algún tipo de lombriz según la Organización Mundial de la Salud. Sin el
tratamiento adecuado, estos parásitos limitan la absorción de
micronutrientes. Los niños simplemente están muy cansados para poder ir
al colegio. Curarlos puede reducir el absentismo en un 25 porciento e
incrementar sus ingresos en el futuro.»

Esta tesis fue acogida por Gobierno de India: 140 millones de niños
fueron tratados en las escuelas en febrero de 2016, gracias al estudio y
la persistencia de estos tres economistas y los asociados a su trabajo.

CRÍTICAS Y APLAUSOS

Sin embargo, una de las críticas más comunes al trabajo del
laboratorio de la pobreza es que por proponer estrategias locales, para
in contexto específico, estas no se pueden aplicar a la generalidad del
problema.

Acerca de ello, Duflo ha declarado estar tranquila y reconoce que no
es posible derrotar la pobreza con una gran teoría: «No hay soluciones
milagrosas, explicaba a El País. No llegaremos nunca a un punto en el
que una única teoría resuelva los problemas del mundo. Lo que sí podemos
hacer es empezar a comprender algunas piezas del puzle».

Por su manera de insertarse en las comunidades más pobres, estudiar
sus poblaciones y proponer soluciones locales probadas con método
científico, pero además demostrando más preocupación humanitaria que por
el ego profesional, estos laureados que cierran los anuncios de los
Nobel 2019 deberían llevarse el doble de los aplausos que sus colegas
premiados.

No es porque en Detrás de la ciencia tengamos favoritismos, sino
porque Laboratorio de la pobreza ejemplifica con dignidad lo que es,
realmente, la ciencia bien utilizada.




Presidente de Cuba condecora a restauradores de cúpula de Capitolio

El presidente de Cuba, Miguel Díaz-Canel, condecoró hoy a parte
de los 52 restauradores y dos empresas rusas de la cúpula del Capitolio
de la Habana, en una ceremonia en el Centro Cultural Iberoamericano.

Durante el acto de entrega en el centro, situado en la capitalina biblioteca de Lenguas Extranjeras, el mandatario entregó la Medalla de la Amistad, otorgada por decisión del Consejo de Estado, y agradeció la labor de los restauradores.

Hoy en La Habana hay más luz por el reflejo del Sol y la Luna en la cúpula dorada que ustedes restauraron, afirmó el jefe de Estado en una ceremonia, en la cual participaron personalidades rusas como el vicepresidente de la Duma (Cámara Baja), Alexander Melnikov.

En la ceremonia intervino el pintor cubano Yosvani Martínez, quien presentó la exposición ‘Fiel a mi Habana’ en el salón del acto, al que también asistió el secretario general del Partido Comunista de la Federación de Rusia, Guennadi Ziuganov.

Por la parte cubana, asistió, además, el vicepresidente del Consejo
de Ministros Ricardo Cabrisas, el titular de Relaciones Exteriores,
Bruno Rodríguez, entre otros ministros y funcionarios que acompañan a
Díaz-Canel en su visita de trabajo a este país.




Participan colaboradores del hospital cubano de Dukhan, estado de Qatar en taller sobre Virus Respiratorio Sincitial

Fuente: Brigada Médica Cubana en Qatar

Participan colaboradores del hospital cubano de Dukhan, estado de Qatar en taller sobre Virus Respiratorio Sincitial

 Un grupo de colaboradores del hospital cubano de Dukhan, estado de Qatar se encuentra participando en el taller sobre Virus Respiratorio Sincitial que se desarrolla en los salones del Ministerio de  Salud del estado de Qatar.




Termina exitosamente curso de Resucitación Neonatal colaboradora del Hospital Cubano de Dukhan, estado de Qatar

Fuente: Brigada Médica Cubana en Qatar

Termina exitosamente curso de Resucitación Neonatal colaboradora del Hospital Cubano de Dukhan, estado de Qatar

La licenciada en enfermería Nancy Garcia Armas, del hospital cubano en Dukhan, estado de Qatar culminó exitosamente el curso de Resucitación Neonatal (NRP, por sus siglas en Ingles), como parte de la esmerada educación continuada   que reciben nuestros colaboradores por estas latitudes. Felicidades compañera¡!




Termina exitosamente curso de Trauma colaboradora del Hospital Cubano de Dukhan, estado de Qatar .

Fuente: Brigada Médica Cubana en Qatar

Termina exitosamente curso de Trauma colaboradora del Hospital Cubano de Dukhan, estado de Qatar .

La licenciada en enfermería Meiser Álvarez Jiménez, del hospital cubano en Dukhan, estado de Qatar culminó exitosamente el curso de trauma, como parte de la esmerada educación continuada   que reciben nuestros colaboradores por estas latitudes. Felicidades compañera¡!




Celebra el Hospital Cubano en Dukhan, estado de Qatar semana internacional de Control de la Infección Hospitalaria

Fuente: Brigada Médica Cubana en Qatar

Celebra el Hospital Cubano en Dukhan, estado de Qatar semana internacional de Control de la Infección Hospitalaria

El Hospital Cubano en Dukhan, estado de Qatar, se encuentra celebrando la semana internacional de control de la infección hospitalaria, todos los servicios se encuentran realizando iniciativas relacionadas con las acciones sanitarias de prevención y control de las infecciones.




Recibe reconocimiento la Dra Tersilia Garcia Castellanos reconocimiento del Comité de Control de Infecciones del Hospital cubano en Dukhan , estado de Qatar

Fuente: Brigada Médica Cubana en Qatar

 Recibe reconocimiento la Dra Tersilia  Garcia Castellanos reconocimiento del Comité de  Control de Infecciones del Hospital cubano en Dukhan , estado de Qatar

En el día de ayer se  ha reunido el Comité de Control de Infecciones del Hospital Cubano en Qatar para reconocer la trayectoria de uno de sus miembros,  la Dra Tersilia García Castellanos  ,especialista de microbiología , quien desde su incorporación a este equipo de trabajo ha hecho gala de profesionalidad y amor a su trabajo enriqueciendo con su experiencia las acciones de prevención y control de la infección hospitalaria , ayudando así a elevar la calidad en  la atención de los pacientes .

 




Realiza representante de SMC SA en Qatar recorrido de trabajo en fase preparatoria de arribo de nuevos colaboradores.

Fuente: Brigada Médica Cubana en Qatar

Realiza representante de SMC SA en Qatar recorrido de trabajo en fase preparatoria de arribo de nuevos colaboradores.

 El Prof. Dr. Ernesto Eusebio López Cruz se encuentra realizando recorridos por las facilidades de acomodación de la corporación Hamad con vista al arribo de nuevos colaboradores a Doha, acompañado por Mr. Mohamed Al Marri, director ejecutivo del hospital cubano en Dukhan, el directo también ha estado sosteniendo intercambios con diversas autoridades con el fin de garantizar todas las necesarias condiciones de vida y trabajo a los colaboradores que arribarán próximamente como incremento al contrato existente.